Yomil asegura: "No tengo pensado dar conciertos en Cuba"

El reguetonero está enfrentado al régimen y aseguró que no tiene necesidad de cantar en lugares pequeños
Yomil
 

Reproduce este artículo

El cantante cubano de música urbana, Roberto Hidalgo Puentes, conocido artísticamente como “Yomil”, del dúo de reguetón “Yomil y El Dany” aseguró en su perfil de Instagram que no tiene pensado dar conciertos en Cuba.

“Por el momento no tengo pensado dar conciertos en Cuba, primero no tengo la necesidad de cantar en lugares pequeños y también sé que cuando empecemos va a ser a tanque lleno y en grande”, dijo primeramente el reguetonero en sus redes.

Hidalgo que sigue en medio de una polémica virtual con el rapero radicado en Estados Unidos, Aldo el Aldeano e incluso se dedicaron sendos temas, aseguró que se guarda grandes sorpresas e innovaciones para el próximo año.

“Imagínense después de casi 2 años sin presentarnos cómo va a ser, ya mi gente sabe cómo es que nos ponemos en vivo. Eso está más que demostrado, pero ahora en el 2022 vamos a evolucionar, igual la música urbana en los shows. Atentamente: la Universidad del manejo”, concluyó.

Octubre terminó caliente para el conocido reguetonero cubano, tras la “tiradera musical” con el rapero Aldo “el Aldeano”. Los artistas estrenaron el pasado 27 de octubre dos temas musicales atacándose, tras una semana de polémica en las redes.

Aldo abrió fuego con la canción “Trastón”, mientras Yomil respondía con “Cal2 Sing…”, tema que escogió para abrirse un nuevo canal de YouTube, independiente del que mantenía con su ex colega, prematuramente fallecido en 2020, Daniel Muñoz, alias El Dany.

Precisamente en el tema de Aldo, este le recrimina a Yomil su conducta tras el fallecimiento de su amigo y compañero de carrera. “En vez de vengar al muerto lo vendiste, te vas al cementerio a hacerte el gran hermano (…) pero en la vida real por Dany nada hiciste”, se le oye decir al rapero.

También octubre mantuvo otra polémica, con el músico Ovidio Crespo, más conocido como Ovi, sobre la supremacía del género en la isla. Finalmente el asunto fue zanjado a través de una llamada telefónica.