Osmani García: “Vamos a estar en la calle pidiendo por Cuba y el mundo va a vibrar"

El conocido reguetonero cubano dijo que aunque la marcha del 15 de noviembre era pacífica, el gobierno de Díaz-Canel aumentaba la represión
Osmani y reguetoneros
 

Reproduce este artículo

El reguetonero cubano Osmani García, más conocido por su sobrenombre artístico “La Voz”, lanzó un fuerte mensaje contra la dictadura castrista y la represión que preparan contra la manifestación cívica del próximo 15 de noviembre.

"Este fin de semana más de 100 ciudades en el mundo van a estar pidiendo libertad para Cuba. Esto es historia, y es historia real. Más de 100 ciudades se dice fácil, pero eso es algo que era casi imposible por la incomunicación, la desinformación, todo andaba fracturado hasta el 11 de julio", dijo primeramente.

García afirmó que él estaría por las manifestaciones en Nueva York y el “día 15 el mundo entero va a saber que los cubanos estamos pidiendo libertad, y eso nunca había pasado. A Díaz-Canel y a todos los otros descarados, que ni se esconden para ser descarados: el mundo los está viendo".

El intérprete del “Taxi” añadió que los comunistas ya habían perdido el control de Cuba y eso se notaba en los abusos, acosos y represión contra aquellos que habían solicitado legalmente su derecho a marchar.

"Díaz-Canel está preparando a la gente en Cuba como si fueran a la guerra con los americanos, están a la cara, la marcha es pacífica y esta gente está peor que en los tiempos de Batista", agregó el músico.

A propósito de la marcha, García pidió a los cubanos de dentro y fuera de la isla que se mantuvieran activos en las redes sociales estos días. "No tienes que ir lejos, fuera de tu casa o desde la cama con tu teléfono, lo importante es estar todos hablando de lo mismo este fin de semana", sugirió.

Para los cubanos que se lanzarían a la calle pidió “mucha fuerza a todos los que se van a tirar” y agregó que “somos más de 100 ciudades que vamos a estar en la calle pidiendo por Cuba y el mundo va a vibrar”.

Finalmente en su directa dejó un mensaje de unidad y dejar al lado el enfrentamiento entre cubanos. “Estar criticando, envidiando, ese es el síndrome de Fidel Castro, alegrémonos por los demás cubanos, apoyémonos, no seamos igual que Fidel Castro", concluyó.