Osmani García después de su boda: “Dios existe porque tú eres mi esposa”

El famoso reguetonero cubano adelantó que espera la llegada de sus padres a Miami para una tener "una fiesta en grande".
osmani
 

Reproduce este artículo

Osmani García, “La Voz”, el conocido reguetonero cubano radicado en Miami, publicó en sus redes sociales un emotivo mensaje para su reciente esposa, la empresaria Laura.

“Dios existe porque tú eres mi esposa. Laura, reina mía, eres la prueba más grande que tengo de que el universo y toda su creación me aman. Gracias, mi reina por querer esperar a que mis padres puedan celebrar con nosotros la fiesta en grande de esta, la mejor decisión de mi vida”, escribió el intérprete del Taxi.

Así dio a conocer que, con el arribo de sus padres a Miami, tendrá lugar una nueva celebración, más fastuosa que la realizada la semana pasada en una sencilla ceremonia civil. Para Osmani García es un orgullo haberse casado con esta exitosa mujer, que lleva las riendas de su propio negocio en Miami.

El reguetonero calificó su reciente boda como “el paso con más honor y amor que di jamás. Leal, hasta con el pensamiento sembraste en mí un amor infinitamente tuyo, no necesito más que saber que eres legalmente mi esposa y reina para ser el hombre más feliz de toda la tierra”.

“Tenerte de compañera es el regalo más extraordinario que me ha dado la vida. Conocer tu corazón humilde, amar hasta tus malcriadeces y darte la razón, aunque no la tengas, es parte de ese sentimiento que impones con delicadeza en mí por ti. Eres brillante en todo, resucitarme y devolverme a mí mismo la inocencia y ser mis alas materializando sueños y canciones es una obra maestra a admirar hasta por mí”, concluyó el enamorado.

El popular reguetonero cubano se casó a finales de julio en Miami, con su pareja de hace unos años, la empresaria Laura, dueña de una dulcería en esa ciudad floridana.

En sus historias de Instagram, el músico ha posteado varias fotos de la ceremonia, en las que puede verse a los novios, vestidos de beige y blanco. Con la familia más cercana, incluidos los hijos de ambos, los jóvenes se dieron el “sí quiero”.