El Kende y Polivi: ¿Cómo ser influencer en Cuba?

Para estos exitosos influencers en la isla su filosofía se basa en hacer dinero pero ayudando a otros
El Kende y Polivi
 

Reproduce este artículo

Los exitosos influencers cubanos Kevin Castañeda Matos (El Kende) y Carlos Enrique Peláez Espinosa (Polivi) explicaron en entrevista a la revista Vistar Magazine cuál es su fórmula y filosofía para convertir la popularidad en una forma de vida y ganar dinero con ello en la isla.

Estos chicos son dos de los más seguidos y populares influencers en Cuba. Trabajan juntos desde hace años y tienen en el reguetonero Yomil Hidalgo a su mentor, a su padrino. Ambos salieron de barrios habaneros marginales, pero confirman que su labor como influencers los ha cambiado radicalmente.

“Siempre estaba ahí en la esquina del Dany, jugando básquet. Desde chamaco siempre he sido activo, jodedor. Y eso es simpático para la gente. Al Dany y a la gente del barrio, les encantaba el bonche y la quemadera conmigo”, dijo a Vistar, el Kende.  

“El Dany me propuso ir a un concierto, para hacer un pequeño show de baile. Fue en Matanzas. Esa fue la primera vez que actué junto a Yomil y El Dany y desde entonces comenzó mi interés por el espectáculo”, agregó el joven.

Fue por ello, El Kende, uno de los que más lamentó el fallecimiento prematuro del Dany en julio de 2020. En agosto, el adolescente se sumaba a quienes condenaron la respuesta del régimen cubano ante la negligencia médica que presuntamente ocasionó la muerte del joven reguetonero.

También en junio de ese año tuvo graves problemas con la policía del régimen. Por esa época, El Kende fue detenido, acusado de delito de “propagación de epidemia”, por la grabación de un video en la azotea de su casa.

Ante esa arbitrariedad los reguetoneros Yomil y el Dany fueron de los que más fuerte se pronunciaron para que no aplicaran medidas severas contra el joven, quien reside en el barrio de Cayo Hueso (Centro Habana).

Mientras, el conocido como Polivi llegó a las redes por intermedio de sus amigos. Con una referencia lejana de lo que era Instagram, fue convidado por sus amigos a hacer un video y colgarlo en esta red. Así vio con asombro como este superaba las 10 mil vistas y conseguía 3 mil seguidores en 24 horas.

Afirman que su inspiración es la sociedad cubana. Dicen que se alimentan del “cubaneo” y lo que pasa en el día a día del cubano de a pie. Eso es lo que engancha, que no se andan con cuentos, que narran en sus videos la realidad. Esa es su fórmula del éxito.

“No me gusta mentir en las redes sociales. Si me siento mal lo digo. Si estoy en talla lo digo. Mis redes son lo que yo vivo a diario”, añadió Polivi.