Ocho horas deambulando por La Habana: el calvario de una madre y su hija con coronavirus

La sobresaturación de los hospitales debido al aumento de los casos de coronavirus provoca frustración, enojo y críticas de parte de los afectados, especialmente las madres con niños pequeños, quienes no pueden valerse por sí mismos.
 

Reproduce este artículo

Dania Gloria Reina cuenta el calvario que pasó junto a su hija para ser ingresada en el hospital pediátrico de San Miguel del Padrón, una odisea que terminó a las 11:30 de la noche.

El domingo 11 de abril ella y su pequeña ingresaron en un ómnibus que las conduciría hacia un centro de ingreso. Montadas allí casi el día entero, recorrieron varios centros de salud de la capital, donde las autoridades no tenían camas para alojarlos.

Según cuenta en una directa que compartió en redes sociales, lo único que tomaron en todo el trayecto fue agua y consumieron las meriendas que llevaban.

El calor en el ómnibus era insoportable; además, su hija vomitó debido al efecto de los medicamentos. Otras madres y niñas estaban en una situación similar.

Todos, hacia el final de la noche, desembarcaron en el hospital Frank País, en donde los encerraron a todos en un cuarto pequeñísimo y fueron sacándolos poco a poco hacia las camas en la sala de enfermos.

Actualmente, Reina y su hija se encuentran en el pediátrico de San Miguel, pero todavía no se le pasa su indignación con el trato que recibió de las autoridades médicas.

“Mi hija y yo estuvimos ocho horas dando vueltas por La Habana, pasando calor, con vómitos, hasta encontrar una cama, y esto ocurre en el país que dice ser una potencia médica”, declaró la madre.

La sobresaturación de los hospitales debido al aumento de los casos de coronavirus provoca frustración, enojo y críticas de parte de los afectados, especialmente las madres con niños pequeños, quienes no pueden valerse por sí mismos.

La semana anterior, el cubano Daniel Pérez Ferrer denunció que en el municipio habanero 10 de Octubre no hay camas para sus familiares positivos a la COVID-19.

Desde el pasado 31 de marzo, el nieto pequeño, Misael González Pérez fue con su mamá, Keyla Pérez Pérez, al policlínico local, donde resultaron positivos a esta enfermedad. Tres días después, continuaban en su vivienda sin que las autoridades los ingresaran.

"No hay transporte, no hay camas en los hospitales", agregó el señor a ADN Cuba.

Según el protocolo para el manejo clínico de la COVID-19 en Cuba, del 26 de enero de 2021, el paciente asintomático y sintomático leve se tiene en un tipo de centro, mientras los sintomáticos moderados, los de riesgo y los pacientes graves y críticos, en otro.

Daniel responsabilizó al sistema de salud pública de la Isla de lo que le suceda a su hija y nieto con COVID-19.

El país lleva más de una semana con un promedio de 1000 casos diarios de esta enfermedad. Al cierre de este 8 de abril se registraron 1017 contagios nuevos.