Etecsa no aprende y vuelve a ser víctima de memes y humor
El monopolio de las Telecomunicaciones en Cuba, Etecsa, no aprende y opta por mantener su imagen usurera, desoyendo los justos reclamos que le piden bajar sus precios. Ante su habitual inercia, los memes vuelven a castigarla
La empresa no escucha los pedidos de la ciudadanía

El monopolio de las Telecomunicaciones en Cuba, Etecsa, no aprende. Una y otra vez la vida le da oportunidades para que limpie su imagen y se muestre como una empresa con compromiso social, en un país pobre y de precaria economía, pero insiste en mantenerse férrea, incólume y fiel a su objetivo no declarado formalmente de acaparar divisas y efectivo a diestra y siniestra, para engrosar las arcas de un régimen disfuncional, incapaz de brindar servicios competitivos y de calidad a sus ciudadanos.

Los llamados y peticiones a que baje sus precios son harto frecuentes. Como si no bastara la cotidianidad de su carestía, muchos ven en las ocasiones excepcionales, ya sea por tragedia o festejo, un motivo justificado de una eventual rebaja de los precios.

Sin embargo, Etecsa, cual monarca que desoye a su pueblo y sus necesidades, rechaza cada una de esas ocasiones sin mayores argumentos, salvo, acaso, y si alguien lo cree, el de que aún no recupera las inversiones acometidas para desplegar una mediocre red en el país.

Por ello, y ante la contingencia que plantea la pandemia del nuevo coronavirus (COVID-19) que ha puesto al mundo de cabeza y sobre una cuerda floja, los cubanos vuelven a hacer gala de su humor y choteo, incluso en los momentos más difíciles, para arremeter, memes mediante, contra una compañía que les brinda malos servicios y a costos exorbitantes en comparación con el salario medio del país.

 

“Etecsa, ¡más mercenaria serás tú!”, espeta uno de los memes, que homologa el logo de la compañía con el del principal carácter del famoso videojuego Pac-Man, solo que en vez de devorar o comer punticos, se alimenta de fajos de billetes.

 

El calificativo, mercenaria, es una respuesta directa a aquellos voceros del régimen que acusan de serlo a todo aquel que se atreva a exigir en redes una rebaja de precios, sin entender que es un justo reclamo que sólo busca el bien común y una mayor socialización de servicios comunicativos, contemplados hoy como un derecho humano más, en un mundo globalizado donde la información y la comunicación son esenciales.

 

 

“Etecsa, pon tu parte”, sostiene otro meme, que muestra al logo de la empresa con las coronas del coronavirus. 

Por último, hasta el popular José Feliciano sale a relucir en un meme, de un humor un tanto cruel, en el que se deja entrever que la compañía prefiere no ver o se hace la “ciega” ante los abundantes mensajes que le piden bajar sus precios.

 

 

Seguramente la compañía no lo haga en el futuro inmediato, pese a que algunos funcionarios anuncian que se estudia la posibilidad, pero, mientras tanto, todos tendremos mensajes y creaciones cómicas para reírnos de ella, siendo incapaz en todo momento de hacer lo principal a lo que toda empresa se debe: satisfacer a sus clientes.