La Diosa asegura que se acabaron para ella “las alteraciones y la gritería”

Tras su exitosa gira en Europa, la cantante cubana se enfocará en lo positivo de su carrera, aunque afirma que no permitirá que nadie se aproveche de ella.
Diosa
 

Reproduce este artículo

La popular cantante cubana Dianelys Alfonso, más conocida como La Diosa de Cuba, aseguró a través de un video en sus redes sociales que se acabarían las “alteraciones y griterías” de su parte.

La Diosa señaló que luego de una gira tan exitosa por Europa se enfocaría en lo positivo de su trabajo profesional, y que “se acabaron las alteraciones de La Diosa y las griterías y que la gente me odie a morir".

Pese a ello, insistió que no permitiría que otras personas se aprovechen de su popularidad y usen su imagen o temas para sacar dinero. Con ello, advirtió que incluso tomaría acciones legales contra quienes lo hagan .

"Enemigos que quieran tratar de molestarme utilizando mi música porque no tienen creatividad y tratando de jugar a un juego para molestarme, para colocarse, para pegarse y tratar de monetizar en YouTube con mis ideas, pues sepan que estamos en la era del strike cantado", advirtió la cantante.

Alfonso señaló que no dudaría en demandar a quienquiera que utilice su música o su imagen sin su consentimiento o viole sus derechos de autor. Anunció que realizó la primera denuncia al canal de YouTube de la cubana Clara Cabrera, con quien ha tenido varias diferencias. “Al tercer strike le cierran la cuenta”, concluyó.

"¿Por qué siempre me mencionas a mí en todas tus boberías y estupideces? (…) Cuando tú pidas perdón a todas las mujeres que le has faltado el respeto y a mí personalmente, que te metiste conmigo diciéndome Úrsula, entonces después te haces la de la lástima", afirmó La Diosa en una rencilla contra Clara en 2020.

La Diosa de Cuba, concluyó este mes su gira por varias ciudades de Europa y regresó a la isla, luego de varios meses ofreciendo su música a miles de seguidores. La artista visitó varias ciudades europeas como Berlín, Madrid, Málaga, Florencia y Barcelona. Puso a bailar a miles de cubanos y europeos y hasta tuvo que someterse a una operación en Alemania que, por supuesto, no esperaba.

Recomendaciones

 

Relacionados