Daniela, hija del Dany: el primer cumple sin su padre
Daniela, la pequeña hija del reguetonero El Dany, fallecido recientemente, está de cumpleaños este 28 de octubre, aunque será el primero sin el beso de su padre
Hija del Dany
 

Reproduce este artículo

Daniela, la pequeña hija del reguetonero cubano conocido como El Dany, fallecido tempranamente en La Habana el pasado 18 de julio, está de cumpleaños este 28 de octubre y aunque es una fecha de celebración, será el primero que la pequeña viva sin el beso de su padre.

En Instagram a la pequeña le han llovido las felicitaciones, y una de las principales ha sido la de su padrino y compañero de fórmula de su difunto padre, el también músico Yomil Hidalgo quien recordó: “Mi gente linda hoy es el cumple de @danielababy la familia #YomilyElDany le manda un millón de felicidades. Todo su amor y bendiciones”. Otros, como el cantante Baby Lores se unieron a la felicitación con el envío de varios emoticones de corazón.

Al parecer por la dualidad descorazonadora como la alegría de un años más de vida para la niña y la ausencia de su padre en una cita tan importante, la viuda del Dany, Iraisel no ha posteado ningún mensaje en específico en su perfil, aunque sí compartió en sus historias las felicitaciones que familiares y amigos le han dejado a su pequeña.

El pasado agosto, en el perfil de Instagram de la pequeña Daniela, se postearon algunas palabras acompañada de una foto de padre e hija. Allí se podía leer un conmovedor mensaje donde la niña le habla al Dany.

“Papito… Dios que un ángel en el cielo requería, decidió trasladarte a su presencia. Nuestra separación es temporal, pero mi amor por ti es eterno. Padre mío, Dios te guarde en su reino, arrópame siempre en tus brazos. Sigue siendo, guía en tierra de mis pasos y prepara en el cielo nuestro encuentro. Gracias por todo el amor y todos los lindos recuerdos que para mí dejaste. Te llevaré por siempre en mi corazón”, se escribió allí.

El Dany, que pasó varios días en un hospital de La Habana, le dedicó un último mensaje a su hija, sin saber por supuesto que sería el último, donde le aseguraba que la cuidaría desde cualquier sitio donde estuviera.

 “Sueño contigo todas las noches, esperando despertar con un beso tuyo, no hay amor más grande que el nuestro princesa, tenemos algo especial, prometo ser tu guardián hasta el final de mis días y aún así, estaré para ti desde cualquier parte”, dijo entonces, unos días antes de morir.