Actriz Amarilys Núñez recibe el año en La Habana

“Mi Habana. Mi Pueblo. Mi hogar. Mi vida. Qué el 2022 sea justo y te traiga paz”, dijo la conocida artista en sus redes
Amarilys
 

Reproduce este artículo

La conocida actriz cubana Amarilys Núñez, radicada en Estados Unidos hace varios años, despidió y recibió el nuevo año en la ciudad de La Habana. La protagonista de la telenovela “El eco de las piedras” posteó desde el 30 de diciembre un selfie con el malecón habanero de fondo. “De regreso”, confirmaba en la misma imagen.

La artista de 53 años ha seguido posteando varias historias en Instagram de su paso por la capital cubana. “Mi Habana. Mi Pueblo. Mi hogar. Mi vida. Qué el 2022 sea justo y te traiga paz”, añadía la víspera del nuevo año. Núñez volvía a repetir en otras fotos que había pasado diciembre en su Habana.

“Mi Habana. Única y hermosa, altanera y sumisa, caliente y vetusta. Mi Habana, olvidada y ausente, callada y vacía. Vacía Mi Habana”, agregaba luego en otra historia. Una de las primeras en reaccionar fue su colega, la actriz Tahimí Alvariño, quien le dejó varios emoticones de corazones.

La actriz también dejó imágenes de su casa en la capital, a la que catalogó como “mi rincón en La Habana, el lugar donde acaricio sueños y me lleno de energías para seguir caminando. Vida, que caminarte es una bendición”.

Núñez es graduada en 1995 del Instituto Superior de Arte (ISA) de La Habana. Ha participado en telenovelas cubanas como "El eco de las piedras", "Tierra Brava", "Destino prohibido", "Oh, La Habana" o "Añorado encuentro", entre otras.

Su trayectoria en la actuación incluye, además, decenas de papeles para teatro y personajes en los filmes "Fantaghiro V", de Lamberto Bava; "La pared", Alejandro Gil y "Los dioses rotos", de Ernesto Daranas.

Núñez lleva muchos años viviendo en Estados Unidos. En 2020 participó por primera vez en unas elecciones y esta fue su opinión: “Hoy ejercí mi derecho al voto por primera vez en democracia. Me sentí honrada, y lo hice con toda la responsabilidad que conlleva, por ser una hija adoptiva de esta gran nación que me abrió sus puertas”.