En La Habana desinfectan los ómnibus para combatir el coronavirus
Entre las medidas del gobierno cubano para enfrentar el coronavirus figura ahora la desinfección de ómnibus
En un ómnibus
 

Reproduce este artículo

Entre las medidas del gobierno cubano para enfrentar el coronavirus figura ahora la desinfección de ómnibus. Sillas, pasamanos, puertas y volantes serán fregados con líquidos especiales, en un intento por crear ambientes sanos para los pasajeros.

Lo malo es que en una ciudad como La Habana, que traslada como promedio diario un millón de personas en los ómnibus, toda medida para combatir el nuevo coronavirus parece poca.

Sin embargo, el Ministerio de Transporte (Mitrans) ha puesto en marcha una serie de acciones encaminadas a incrementar la higienización y control preventivo en la Empresa Provincial de Transporte, que compete a los ómnibus articulados y rígidos.

Las desinfecciones, que iniciaron desde el pasado martes, también incluyen los centros de trabajo y a la llegada de cada trabajador a las unidades de base, refirió a Granma Raimundo Hierro Luna, subdirector de recursos humanos de la empresa.

El proceso está establecido para que, una vez llegue la guagua a la terminal, un equipo comience con la desinfección con soluciones de cloro de los pasamanos, asientos, puertas y otras superficies.

No afecta los horarios de salida del transporte pues, en el caso de los momentos picos, entre cada salida de los ómnibus se disponen de 15 minutos para realizar las limpiezas, explicó Mauricio Mató Hernández, director de la Terminal de Mulgoba.


Cada vez que un ómnibus complete una ida, en el descanso antes de volver a iniciar el regreso también se aplican estas medidas, y en este caso son el chofer y el conductor quienes realizan la limpieza con los medios que le son entregados.

De igual forma, una vez que el vehículo termine el recorrido diario y llegue a la base, se vuelve a realizar una limpieza más meticulosa para dejarlo listo para la jornada siguiente.

La Empresa Provincial de Transporte de La Habana dispuso además la publicación dentro de los ómnibus tanto rígidos como articulados de pancartas para que la población esté al tanto de las medidas que se deben adoptar para prevenir la covid-19.


Esta práctica se implementa en cada una de las esferas relacionadas con el transporte, tales como los ferrocarriles, la marítima, la aeronáutica, incluso, se ha indicado a los transportistas privados.

Los primeros casos positivos de la covid-19 en Cuba fueron tres italianos que llegaron a la central ciudad de Trinidad. Un día después se confirma otro, un cubano residente en Santa Clara, provincia de Villa Clara, esposo de una ciudadana boliviana radicada en Milán, región de Lombardía, Italia.

El ministro de Salud Pública de Cuba, José Ángel Portal Miranda, detalló este sábado que 259 pacientes están ingresados en la isla para vigilancia epidemiológica y determinación de si padecen o no covid-19. De ellos, 169 son cubanos y 90 extranjeros.