Empresa láctea de Granma vende productos en MLC

Régimen insiste en llevar a las tiendas en MLC buena parte de la producción nacional, como ocurre con el queso semiduro que elabora la Empresa láctea de Granma
Empresa láctea de Granma vende productos en MLC
 

Reproduce este artículo

El régimen insiste en llevar a las tiendas en moneda libremente convertible (MLC) buena parte de la producción nacional, como es el caso de Empresa láctea de Granma.

Cuenta de ello da un artículo publicado este 20 de abril por el diario estatal La Demajagua, en el que conversaron con Juan Miguel Correa Milán, un joven que trabaja en la unidad empresarial de base (UEB) La Hacienda, perteneciente a la Empresa de productos lácteos Granlac, de Granma, la cual ahora destina parte de sus producciones al mercado en MLC.

Juan Miguel, quien se dedica en Granlac a la manufactura de quesos, dijo que en el marco de la llamada Tarea Ordenamiento, los trabajadores de la empresa están obligados a esforzarse más para que los productos salgan lo mejor posible y respondan a las exigencias del mercado.

Hay que recordar que ya parte de las elaboraciones de la Granlac, conocida por su queso Patagrás y su yogurt en coágulo natural, tienen como destino al mercado turístico, a lo que hay que sumar ahora las tiendas en MLC, razón por la cual los productos que ofertan al pueblo no satisfacen la demanda y no son de primera calidad.

En el caso de Juan Miguel, su trabajo como jefe de brigada en la línea de queso, consiste en coordinar y participar del procesamiento de tres mil y hasta cuatro mil litros de leche diarios, con los cuales hacen queso requesón, fundido y semiduro, este último producido exclusivamente para ser comercializado en MLC.

La Empresa láctea de Granma solo está comercializando sus producciones en MLC por orden de la administración de Miguel Díaz-Canel, la cual ha visto en una amplia gama de productos elaborados en el país, la posibilidad real de ahorrar por concepto de importación, de cara a hacer frente a la terrible crisis económica, a pesar de que en un principio los voceros del régimen hablaron de vender en las tiendas en dólares solo productos importados y de gama alta.