Si eres emigrado para un hotel, si vives en Cuba para la EIDE

A los viajeros que llegan a Cuba, si eres emigrado tendrás que pagar un hotel, y si resides en la isla, para la EIDE
A los viajeros que llegan a Cuba, si eres emigrado tendrás que pagar un hotel, y si resides en la isla, para la EIDE
 

Reproduce este artículo

Debido al rebrote de COVID-19, a los viajeros que llegan a Cuba, si eres emigrado tendrás que pagar un hotel, y si resides en la isla, para las llamadas EIDE, escuelas de deporte que se convertirán en centros de aislamiento.

Así lo confirmó este miércoles el periódico oficialista Vanguardia en su Twitter.

El medio explicó que para quienes lleguen pronto a la provincia de Villa Clara y no residen en el país, irán al hotel Los Caneyes y pagarán los servicios de transporte y estadía allí. 

Mientras que los residentes cubanos serán trasladados a la EIDE Héctor Ruiz y recibirán atenciones gratuitas.

También el gobierno de la provincia de Cienfuegos explicó cuáles serían los hoteles y centros de aislamiento destinados para los viajeros.

Según el portal Cienfuegos Encanta, los residentes allí pasarán la cuarentena en la Hotelera de la Ciudad Nuclear (CEN).

Los emigrados que visiten esa ciudad, igualmente pasarán el aislamiento en el hotel Los Caneyes.

A partir del próximo 6 de febrero el gobierno implementará nuevas medidas para frenar la propagación de la pandemia, que está en sus momentos más graves.

Se reducirán nuevamente los vuelos de Estados Unidos, México, Panamá, Haití, Bahamas y República Dominicana. También se agrega Colombia a la lista.

Junto a esa disposición las autoridades de Salud anunciaron que se sumará el aislamiento obligatorio de todos los viajeros internacionales, a los que desde el 10 de enero se les exige un PCR con resultado negativo para entrar a la isla.

La mayor parte de las regiones de la isla han retrocedido en la desescalada y regresado a las medidas más restrictivas para contener los rebrotes de la nueva ola, entre ellas el cierre de los centros educativos, bares, restaurantes y playas, así como limitaciones en el horario del transporte público y los traslados entre provincias.