El viacrucis de un reportero en el hospital provincial de Camagüey
“No hay médicos, ¿por qué? Porque se los están llevando para otros países”. El hospital de Camagüey se encuentra cada vez más deteriorado.
Hospital provincial

Al periodista independiente Yosbany Sepúlveda le diagnosticaron células cancerosas y fue ingresado en el hospital provincial de Camagüey para hacerle un seguimiento. Pero lo que encontró allí fue un desorden total e instalaciones en pésimo estado sanitario.

Salió “bajo su propia responsabilidad” –así le dijo una doctora- de aquel lugar, hasta el día de su operación, que transcurrió sin problemas. Tras 24 horas de convalecencia, nadie le había indicado tratamiento médico. Sus padres tuvieron que intervenir para que se acordaran de él.

“Los mismos pacientes que estaban allí protestaban por la situación del lugar, por el desayuno, la merienda, el almuerzo que daban”,  confesó a ADN Cuba.

Los medicamentos escasean en el hospital. Según Sepúlveda, la doctora que lo atendía le recetó una medicina, peor no estaba segura de que hubiera existencias en los almacenes ni en las farmacias de la provincia.

No hay médicos, ¿por qué? Porque se los están llevando para otros países”, se lamentó el reportero.

La situación de los hospitales cubanos es deplorable en algunas provincias, sobre todo del interior del país. ADN Cuba ha reportado casos de filtraciones de aguas albañales, pésimas condiciones higiénicas, falta de instrumental médico, ambulancias y comida en mal estado.

Resalta aún más ahora que el coronavirus se expande por la isla. Muchos cubanos dentro y fuera se preguntan si el sistema de salud está preparado para enfrentar un posible escenario de expansión descontrolada y si la infraestructura podría aguantarlo.

En países desarrollados con sistemas de salud más sólidos, como Italia, los hospitales se han visto desbordados, sobre todo las unidades de cuidados intensivos.