Bárbaro de Céspedes, “El Patriota”, agradece solidaridad

El opositor cubano Bárbaro de Céspedes, conocido como El Patriota, agradeció en redes las muestras de solidaridad recibidas por su labor a favor de la libertad de Cuba.
Bárbaro de Céspedes y Ricardo Becerra
 

Reproduce este artículo

El opositor cubano Bárbaro de Céspedes, conocido como El Patriota, agradeció en redes las muestras de solidaridad recibidas por su labor a favor de la libertad de Cuba.

Uno de los ejemplos fue la llamada del actor Ricardo Becerra quien encarna a Ramón en la película Plantados, de reciente factura.

El Patriota contó en su muro personal de Facebook que Becerra le agradeció y que nuevos cubanos se han sumado a su causa.

Hoy he comenzado a recibir la recompensa de mi PATRIA, y me ha regalado el día más feliz de mi vida.
Hoy el Patriota alistó tres valiosos hermanos a la lucha y recibí la mejor de las llamadas. El actor Ricardo Becerra (Ramón) en el filme PLANTADOS, me ha llamado por teléfono para agradecerme por lo que hago.
Gracias PATRIA MIA por concederme tanta alegría.
VIVA CUBA LIBRE”, escribió.


En las imágenes publicadas por De Céspedes también aparece el influencer y presentador Alex Otaola en una videollamada.


Régimen cubano libera a "El Patriota"

El pasado viernes 9 de abril la dictadura cubana liberó a Bárbaro de Céspedes tras tenerlo una semana encerrado.

La información fue confirmada por el activista a través de un video en vivo por Facebook.

"Me acaban de soltar. Este edificio que ven atrás es la unidad de la Seguridad del Estado. Un abrazo a todos y ya está El Patriota en la calle", fueron las primeras palabras del activista.

Posteriormente, en declaraciones a La Hora de Cuba, contó que durante su encarcelamiento "se me limitó todo tipo de derechos. Ni visitas ni llamada telefónica".

Su salida fue cambiada por una supuesta prisión domiciliaria, por tiempo indefinido, mientras dura el proceso en su contra.

Además, se le aplicó una multa de 2000 pesos cubanos (80 dólares) por no llevar puesta la mascarilla.

De Céspedes se encontraba detenido desde el viernes anterior, tras protestar con una bandera cubana, que se pintó sobre su cuerpo, y una cruz en la que escribió "62 años de dictadura". Llegó hasta la iglesia Nuestra Señora de la Merced y fue apresado.

Cuando llegó a ese lugar, una aspirante a monja, Lisandra Peguero, le negó la entrada alegando que estaba sin camisa.

Precisamente el Arzobispo de Camagüey, monseñor Wilfredo Pino, visitó este jueves a la madre.

Según dijo la familiar, Elena Hernández Domínguez a La Hora de Cuba, el líder religioso le comentó que "si yo hubiera estado en el templo, yo le hubiera ayudado a entrar la cruz, porque él andaba cubierto".

Sobre este encuentro, Yaxys Cires, director de Estrategia del  Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH), señaló a ADN Cuba que "es un claro gesto de cercanía con quien es reprimido. No dudo que junto a esta acción estén haciendo otras gestiones. La Iglesia es muy discreta en sus mediaciones. En cualquier caso, desde el OCDH apoyamos la labor de la Iglesia, tanto en su misión mediadora como en la denuncia profética".