El Gobierno es quien asigna teléfonos fijos en Cuba, aclara ETECSA

ETECSA, el monopolio estatal de telecomunicaciones de Cuba, recordó este miércoles a sus usuarios que la asignación de nuevos teléfonos fijos no le corresponde a la empresa, sino al gobierno cubano
Teléfonos públicos en Cuba
 

Reproduce este artículo

El monopolio de telecomunicaciones ETECSA aclaró este miércoles algunas “inquietudes” de sus usuarios en Santiago de Cuba, como que no es la empresa la encargada de aprobar las solicitudes de nuevas líneas de telefonía fija, sino los gobiernos municipales.



Osmel Espinosa, Jefe de Grupo de Comercialización de ETECSA en esa provincia del oriente cubano, y Dalianni Ávila, especialista comercial, acudieron a la sede del periódico Sierra Maestra para responder preguntas relacionadas con la telefonía fija, ante las dudas que generó una reciente medida que obliga a los cubanos a renovar sus contratos de telefonía fija.

El 8 de enero de 2020 entrará en vigor la Resolución 176/2019 del Ministerio de las Comunicaciones, según la cual todos los propietarios de teléfonos fijos, incluyendo los Teléfonos Fijos Alternativos (TFA), deben renovar sus contratos con la única compañía proveedora de telecomunicaciones en la Isla.

La Resolución busca “aprovechar las capacidades técnicas instaladas y evitar el desgaste de recursos en resolver más de 30 000 traslados cada año”, según declaró a la prensa la directora adjunta de la división de los servicios fijos de ETECSA.

Asimismo, buscarían acabar con el negocio de compra-venta de líneas telefónicas que se enmascara con la justificación de “traslado” entre vivienda. Una línea telefónica fija puede llegar a costar más de 500 dólares en el mercado negro cubano.

 

 

Ante una pregunta de un vecino del distrito José Martí sobre si era posible solicitar nuevas líneas, los funcionarios respondieron que existía disponibilidad en esa área, que en caso de haberla, esto sería informado “a través de las organizaciones de masa”.

El proceso de otorgamiento de teléfonos fijos es “rectorado por el Consejo de la Administración Municipal (CAM)”, agrega la información.

En otro momento, los ejecutivos insistieron: “(…) Etecsa no decide a quién ponerle teléfono fijo, nuestra Empresa entrega al gobierno la disponibilidad técnica existente y este, mediante las organizaciones de masa, realiza el proceso de asignación”.

Recientemente, autoridades de la compañía celebraron en redes sociales la llegada a los 6 millones de líneas celulares en Cuba, y atribuyeron el logro a la “entrega y profesionalismo” de los trabajadores de la empresa, y no a la necesidad de los cubanos que no tienen otra opción a la hora de elegir un operador de telecomunicaciones.

Por otra parte, si de entrega se tratara, podrían ponerle el mismo empeño a la multiplicación de las líneas fijas, una tecnología ya antigua y en desuso en el mundo, que aún tiene cuentas pendientes con la población cubana, debido a su baja penetración y a la complejidad burocrática de adquirir una línea.