El emigrado que invierte en Cuba no tiene garantías, asegura economista
El ministro de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera de Cuba, Rodrigo Malmierca Díaz, expresó que "no existe ninguna limitación para que los cubanos residentes en el exterior inviertan en el país"
El emigrado que invierte en Cuba no tiene garantías, asegura economista
 

Reproduce este artículo

El politólogo y economista, Énix Berrio, asegura que los cubanos emigrados, es decir, residentes en el exterior, no tienen garantías para invertir en la isla, aunque el régimen diga lo contrario.

En declaraciones a Martí Noticias, explicó que en Cuba, desde 1982 han sido creados tres instrumentos jurídicos que regulan la inversión extranjera y ninguno de ellos ofrece garantías al inversionista cubano que reside en el extranjero.

"(El emigrado que invierte) no tiene garantías de ningún tipo de que el Estado le incaute, le nacionalice (su inversión) o no le pague", dijo a ese medio.

Los cuestionamientos surgen luego de que el pasado jueves, durante el programa de la Mesa Redonda, el ministro de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera de Cuba, Rodrigo Malmierca Díaz, expresó que "no existe ninguna limitación para que los cubanos residentes en el exterior inviertan en el país".

En entrevista de Martí a la economista Martha Beatriz Roque, esta también coincide en que las autoridades no respetan incluso lo que establece su propia ley.

"Yo le recomendaría a todos los cubanos en el exterior que no vengan aquí a invertir en nada, porque van a perder su inversión", concluyó la opositora.

A finales de mayo, el régimen de La Habana anunció una nueva normativa que permitía que los cubanos emigrados (no residentes en Cuba) puedan abrirse cuentas MLC (moneda libremente convertible).

Según informó la oficialista Agencia Cuba de Noticias (ACN), con esto podrán comprar en las tiendas minoristas en divisas e importar productos a través de entidades autorizadas por el Ministerio de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera.

La Resolución 73/2020 del Banco Central de Cuba ya permitía a los cubanos residentes abrir cuentas.

Las llamadas tiendas MLC abrieron desde el pasado 28 de octubre, para la venta de artículos mediante el uso de tarjetas magnéticas asociadas a cuentas bancarias en las que los usuarios depositan divisas fuertes (dólares, libras esterlinas, euros, etc.).

Durante las primeras jornadas muchas personas acudieron desde horas muy tempranas o marcaron con días de antelación por el temor de que se acabaran los productos, pues no es un secreto que las limitaciones económicas de Cuba atentan contra la estabilidad de las mercancías en la red de tiendas minoristas.

A esto hay que sumarle que también se implementó la venta en MLC de los productos aprobados con anterioridad, mediante el comercio electrónico con una pasarela de pago internacional a través de 9 tiendas virtuales que posee la Cadena; servicio que se brinda en estos momentos en Pinar del Río, Artemisa, La Habana, Matanzas, Cienfuegos, Camagüey, Holguín y Santiago de Cuba.