Régimen invita a cubanos en el extranjero a invertir en la isla

Oficialmente la inversión de nacionales en el exterior no está prohibida, pero en la práctica las trabas son desestimulantes.
Inversión-Cuba.jpg
 

Reproduce este artículo

El gobierno cubano reiteró la invitación a los nacionales con residencia en el exterior para que inviertan en la isla durante el II Foro Empresarial Cuba 2021, que culmina este 2 de diciembre en La Habana.

“Los cubanos residentes en el exterior pueden participar tanto en comercio como en la inversión extranjera (…), siempre y cuando, y esto es importante dejarlo claro, cumplan con el requisito de contar con una personalidad jurídica propia, es decir, no está previsto que lo hagan como personas naturales”, declaró la viceministra primera de Comercio Exterior e Inversión Extranjera, Ana Teresita González Fraga.

Los nacionales con residencia en el extranjero pueden participar como proveedores de bienes y servicios a entidades cubanas, ya sea por contratos en consignación, operaciones de leasing operativos para pequeñas maquinarias o minindustrias, o también como clientes de exportaciones cubanas.

Dentro de los proyectos en sectores priorizados se encuentra la producción de alimentos, fuentes renovables de energía, turismo, industrias con posibilidad de encadenarse con la actividad exportadora, y actividades de base tecnológica e innovación.

También el ministro de Economía, Alejandro Gil Fernández, hizo una invitación similar a la de González al decir que su gobierno “no tenía ningún problema” con desarrollar relaciones de cooperación con la diáspora. “La gran mayoría de los cubanos residentes fuera de Cuba están en contra del bloqueo. Son cubanos que están a favor de mantener relaciones estables con el país”.

Cuba busca captar mediante inversión extranjera más de 12 500 millones de dólares, en medio de la peor crisis económica de los últimos 20 años. La isla es considerada una "plaza de alto riesgo" para altos montos, sin embargo, economistas estiman que "las micro inversiones de los migrantes pudieran ser más factibles".

“Esto es un proceso nuevo, pero de intercambios que hemos sostenido tenemos conocimiento de inclinaciones por la rama agrícola, las pequeñas y medianas industrias municipales, la acuicultura, los servicios y todo lo que dinamice la economía territorial”, dijo por su parte Ernesto Soberón, director general de Asuntos Consulares de la cancillería cubana.

Soberón informó que a partir de ahora existe la posibilidad de establecer negocios, tanto para los cubanos que viven fuera de la isla de forma permanente, como los que mantienen su residencia en el país caribeño.

“Para el caso de la inversión extranjera de cubanos residente en el exterior no existe limitación alguna, la ley define que el inversionista es aquella persona natural o jurídica con domicilio y capital en el exterior, y los cubanos gozan de las mismas facilidades”, precisó.

Hasta ahora, la participación en la economía nacional de los migrantes cubanos había sido un tema controvertido. Oficialmente no estaba prohibido, pero en la práctica las trabas burocráticas eran desestimulantes.