Hoteles de la playa Santa Lucía en Camagüey preparan reapertura este verano

Los hoteles en las playas de Camagüey se alistan a una eventual reapertura, en el regreso a las actividades económicas poscovid-19
Playa Santa Lucía, Camagüey. Foto: Internet
 

Reproduce este artículo

Las autoridades del Ministerio de Turismo de Cuba anunciaron este miércoles que las cadenas hoteleras Cubanacán, Islazul y Campismo trabajan ya en acomodar sus instalaciones en Camagüey ante una eventual reapertura, como parte de las acciones para que el país retome las actividades económicas poscoronavirus.

La oficialista Agencia Cubana de Noticias (ACN) informó que Cubanacán abrirá en el periodo veraniego los hoteles Caracol y Club Santa Lucía, a un 60 por ciento de sus capacidades, según Yunesky Canteli González, delegada del Mintur en el territorio.

Por su parte, Islazul operará sus 25 casas y 17 apartamentos en la playa Santa Lucía, así como el hotel Tararaco. La apertura del Costa Blanca está prevista para mediados de julio, una vez finalizados los trabajos de reparación de la infraestructura que ahí se llevan a cabo, aclaró la funcionaria.

Siete de los ocho campismos retomarán también sus actividades, y solo quedará pendiente Las Clavellinas, en las afueras de la ciudad de Camagüey, precisó el reporte.

La provincia de Camagüey inicia desde el jueves 18 la primera fase de la etapa de reapertura económica, detalló el informe.

La reapertura de las actividades conlleva la práctica de medidas de higiene y bioseguridad, como el uso obligatorio del nasobuco, la desinfección de las manos, y el distanciamiento físico, entre otras.

 

Las reservaciones para vacacionar en los referidos hoteles se venderán en los 14 buroes existentes, donde las personas conocerán las capacidades de cada instalación.

Los interesados por los campismos podrán comprarlas en los centros comerciales de los mercados de La Caridad, en calle Cuba, y el de Santa Rosa, en la barriada de La Vigía, ambos en la capital provincial, dijo ACN.

El Mintur analiza abrir otros puntos con las agencias de viajes Cubanacán, Ecotur y Habanatur, a fin de evitar aglomeración de personas, y lograr mayor agilidad en la comercialización.

Las discotecas solo funcionarán dentro de los hoteles, al 30 por ciento de sus capacidades, y las salas de bailes y piscinas se abrirán en la segunda y tercera fases de la etapa de recuperación pos-COVID-19.

La funcionaria del Mintur ratificó que el objetivo de los trabajadores del sector es ofrecer servicios de calidad.

Cuba sufrió el desplome de la llegada de visitantes en el periodo de enero-abril de este año, como era de esperarse ante la crisis global del coronavirus, que ha paralizado las economías del mundo.

El dato acumulado de enero-abril 2020 indica una caída de 49% respecto a igual periodo de 2019, con 945 376 visitantes menos, afirmó el economista cubano Pedro Monreal, quien publicó las cifras en un tui, citando como fuente la Oficina Nacional de Estadísticas.