Fincimex responsabiliza al embargo por demoras en entrega de remesas

De acuerdo con la financiera, la acreditación de las remesas se ha retrasado a ocho días por la dificultad de encontrar instituciones financieras que autoricen el nivel de operaciones diarias
Fincimex responsabiliza a embargo por demoras
 

Reproduce este artículo

La entidad financiera cubana Fincimex, perteneciente a la corporación Cimex, del conglomerado empresarial militar GAESA, responsabilizó al embargo estadounidense de nuevas afectaciones en sus servicios, que impiden la llegada de remesas a sus destinarios en el período consignado al momento de los envíos.

En un comunicado divulgado este sábado, la empresa acusó que su inclusión en junio del 2020 en la lista de entidades restringidas de la Oficina de Control de Bienes Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos “sigue generando en el sector bancario internacional temores a aceptar operaciones dirigidas a la entidad y tendencias a limitar el alcance de las mismas”.

“Independientemente a que las operaciones se originen en la moneda EURO y no contengan flujos de compañías estadounidenses, el sector bancario se ve presionado por parte del bloqueo norteamericano, que sigue demostrando su extraterritorialidad a 62 años de su implementación”, aseguró la compañía de control militar.

Según precisó, “el sitio web aisremesascuba.com se ha visto imposibilitado de mantener sus estándares de servicios y ha tenido que retrasar el periodo de acreditación de las remesas a 8 días, por la dificultad de encontrar instituciones financieras que autoricen el nivel de operaciones diarias para hacer frente a la creciente demanda del servicio”.

“Una vez más, las medidas coercitivas del gobierno estadounidense contra la actividad financiera de nuestro país afectan, en primer lugar, al pueblo cubano. Fincimex realiza gestiones para superar las trabas impuestas en aras de brindar un mejor servicio a la población, con la confianza de regresar a los estándares habituales del sitio, en cuanto a tiempos de entrega de las remesas”, agregó la compañía en su comunicado, donde prometió la acreditación segura de todas las transferencias contratadas hacia el país.

En ninguno de los casos hay riesgos de pérdida de la transferencia, subrayó.

La empresa American International Services (AIS), de Fincimex, mantuvo un contrato con la estadounidense Western Union para el envío de remesas a Cuba desde la nación norteña. El acuerdo terminó a finales de 2020, cuando la administración de Donald Trump incluyó a AIS y Fincimex en las Listas de Entidades Restringidas del Departamento de Estado y la OFAC.

El secretario de Estado en aquel entonces, Mike Pompeo, aseguró al comunicar la decisión que las sanciones perseguían afectar fuentes de ingreso de los militares cubanos, acusados de reprimir a opositores internos y participar en violaciones de derechos humanos en Venezuela.

En una entrevista reciente con el oficialista Cubadebate, Yamil Hernández González, gerente general de Fincimex, negó que los militares cubanos tuvieran participación en el proceso de envío de remesas.

“Fincimex es una entidad ciento por ciento civil. Ninguno de sus trabajadores es militar. Es falso que se trate de una entidad perteneciente a las Fuerzas Armadas. Los ingresos de Fincimex por servicios prestados forman parte de los ingresos generales del país y se destinan tanto al sostenimiento y funcionamiento de la propia empresa -incluyendo su infraestructura tecnológica- como a realizar aportes al presupuesto nacional y la economía en su conjunto”, afirmó Hernández, sin mencionar la pertenencia de la empresa que dirige a una corporación regida por el grupo empresarial del Ejército cubano, que se estima controla entre el 50 y el 80 por ciento de la recaudación empresarial en la isla.