Caída de 8% en Producto Interno Bruto de Cuba durante 2020, pronostica Cepal
El coronavirus no termina de controlarse en América Latina, lo que llevará al PIB regional a contraerse un histórico 9,1 % en 2020 y elevará la tasa de desempleo hasta el 13,5 %, informó la Cepal. Cuba estará entre los países más afectados de la región, con un -8 % de PIB
Hombres con mascarillas caminan por calle cubana bajo la lluvia. Foto: Ramón Espinosa (AP)

La pandemia del nuevo coronavirus no termina de controlarse en América Latina y el Caribe, lo que llevará al Producto Interno Bruto (PIB) regional a contraerse un histórico 9,1 % en 2020 y elevará la tasa de desempleo hasta el 13,5 %, informó este miércoles la Cepal. Cuba estará entre los países más afectados de la región, con un -8 % de PIB.

Los datos fueron revelados en un informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), organismo de la ONU con sede en Santiago de Chile, que el pasado abril estimó para este año una recesión regional del 5,3 %, pero la catástrofe será mayor.

Cepal explicó que, si bien hay países como Uruguay o Paraguay que han recuperado cierta normalidad y levantado las medidas de contención, “otros han debido mantenerlas o incluso intensificarlas ante el persistente aumento de nuevos casos diarios de la enfermedad”.

Se trata de la peor contracción de la actividad económica desde que se tienen registros y se traducirá en una caída del PIB per cápita regional cercano a niveles del 2010.

El Doctor en Ciencias Económicas, Pedro Monreal, explica que el nuevo pronóstico de la Cepal ubica a la isla en “un contexto de decrecimiento económico promedio de 9,1% en América Latina y el Caribe. Anteriormente, se pronosticó una caída de 3,7% del PIB cubano”.

El experto, expresó en un tuit que “la revisión de decrecimiento de 8% del PIB de Cuba en 2020 acerca el estimado de Cepal al de The Economist Intelligence Unit (EIU) que pronostica una caída de 8,3%. Por otra parte, Venezuela tendría la mayor contracción regional con reducción de 26%”.

Con más de 3,4 millones de infectados y cerca de 350.000 muertos, la región es actualmente uno de los principales focos mundiales de la pandemia.

Junto a Venezuela y Cuba, entre los países más afectados también estarán Perú (-13 %), Argentina (-10,5 %), Brasil (-9,2 %), México (-9 %), Ecuador (-9 %), El Salvador (-8,6 %), Nicaragua (-8,3 %), y Chile (-7,9 %).


En el medio y final de la tabla se encuentran Panamá (-6,5 %), Honduras (-6,1 %), Colombia (-5,6 %), Costa Rica (-5,5 %), las islas del Caribe (-5,4 %), República Dominicana (-5,3 %), Bolivia (-5,2 %), Haití (-5 %), Uruguay (-5 %), Guatemala (-4 %) y Paraguay (-2,3 %).

 

Más parados que en la Gran recesión

Los indicadores laborales también sufrirán un importante deterioro: la tasa de desempleo se ubicaría en torno al 13,5 %, lo que implica un aumento del 2 % con respecto a la previsión de abril y del 5,4 % comparado con 2019.

El número de parados se incrementará así en 18 millones con respecto al año pasado y llegará a los 44,1 millones de personas.

“Estas cifras son significativamente mayores que las observadas durante la crisis financiera mundial, cuando la tasa de desocupación se incrementó del 6,7 % en 2008 al 7,3 % en 2009”, alertó Cepal.

Respecto a la pobreza, el organismo calcula en su informe que la tasa aumentará este año hasta el 37,3 %, con lo que el número de personas en situación de pobreza pasará de 185,5 millones en 2019 a 230,9 millones este año.

Los mayores incrementos de la tasa de pobreza se producirían en Argentina, Brasil, Ecuador, México y Perú, mientras que la pobreza extrema se incrementará en 28,5 millones este año y tendrá un impacto especial en las mujeres.

La Cepal también alertó de que aumentará la desigualdad y las remesas hacia Latinoamérica se verán seriamente afectadas y pronosticó que el valor de las exportaciones regionales caerá cerca de un 23 % “debido principalmente a la intensificación de la contracción de la demanda mundial”.

“La política fiscal debe jugar un papel central en la reconstrucción de una realidad mejor para los países de la región, con sociedades más inclusivas, igualitarias y resilientes”, afirmó el organismo.

La región, con 626 millones de personas y considerada la más desigual del mundo, enfrenta la pandemia en un momento de debilidad de su economía, con un crecimiento que apenas alcanzó una tasa del 0,1 % el año pasado. Antes de la COVID-19, la Cepal preveía que Latinoamérica crecería un máximo de 1,3% en 2020.

 

(Con información de EFE)