Detienen en Hialeah a dos cubanos por el presunto delito de tráfico de personas

Los cubanos Rafael González y Orestes Alonzo, fueron detenidos en Hialeah por el presunto delito de tráfico de personas.
Bienes decomisados por el presunto delito de tráfico de personas
 

Reproduce este artículo

Los cubanos Rafael González Díaz, de 47 años, y Orestes Alonzo, de 56, fueron detenidos en Hialeah por agentes de la Patrulla Fronteriza y de Seguridad Nacional por el presunto delito de tráfico de personas.

Según alegan las autoridades, los cubanos irían a Cuba como parte de una operación de tráfico de personas. La detención se llevó a cabo tras constatar que en la embarcación había 210 galones de combustible, en un compartimento sin ventilación del cual emanaba un fuerte olor a combustible.

Además, los individuos poseían dos unidades GPS de consola, un GPS de mano, un teléfono satelital y una bomba de transferencia de combustible. La embarcación y sus pertenencias fueron entregadas al Departamento de Seguridad Nacional.

Según declaraciones de Jason Rafter, portavoz de la Comisión de Conservación de Vida Silvestre y Pesca de Florida, los hombres fueron arrestados "por transportar combustible en un compartimento sin ventilación adecuada" y citados por "tirar basura". El incidente está siendo investigado por la Oficina de Investigaciones de Seguridad Nacional.

A lo largo del 2021, las autoridades cubanas decomisaron más de 20 lanchas rápidas y arrestaron a 33 personas implicadas en el tráfico de personas con destino a EE. UU., quienes intentaron llegar a costas cubanas, según informó el periódico oficialista Granma el 31 de enero.

“Fueron detenidos más de 30 traficantes de personas, de ellos 33 cubanos radicados en el exterior, cuatro mexicanos y un estadounidense”, precisó el medio. Agrega que, en los primeros 25 días de 2022, fueron capturadas otras tres lanchas y siete personas.

En el mes de enero del presente año, los guardafronteras capturaron a dos cubanos residentes en Estados Unidos a bordo de una lancha rápida, a una milla del faro de Punta Gobernadora, en Bahía Honda, provincia de Artemisa, quienes ingresaron ilegalmente a aguas jurisdiccionales en una operación de tráfico de personas.

Como resultado, fueron detenidos los dos tripulantes y ocho cubanos que pretendían abandonar el país por la zona de Playa el Pino, en Bahía Honda.