Díaz-Canel recibe a religiosos estadounidenses
religiosos estadounidenses
 

Reproduce este artículo

Miguel Díaz-Canel recibió este lunes a varios líderes religiosos que llegaron de Estados Unidos, Brasil, y de la propia isla.

Según informó Presidencia, estuvieron presentes en el encuentro Rudelmar Bueno de Faria y a James E. Winkler, secretarios generales de la Alianza Conjunta de las Iglesias y del Consejo Nacional de las Iglesias de Cristo de los Estados Unidos; el teólogo brasileño Frei Betto; y Antonio Santana Hernández y Joel Ortega Dopico, presidente y secretario ejecutivo del Consejo de Iglesias de Cuba, respectivamente.

De acuerdo con la nota, se abordaron temas como "la urgencia de la justicia climática y de género, así como la lucha contra los fundamentalismos religiosos, económicos, sociales y políticos, asuntos que han sido tratados en el evento que se realiza en nuestro país promovido por estas entidades religiosas".

En el diálogo también estuvo Caridad Diego Bello, jefa de la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos del Comité Central del Partido Comunista de Cuba.

El gobernante cubano se hizo eco de la reunión en Twitter.

 

Mientras el dirigente comunista se reúne con estas personas, en el país no se respeta la libertad religiosa.

A finales de octubre, Juan Bautista Cárdenas, que profesa la fe cristiana, recibió una multa de  588 CUP (cerca de 23 USD) antes de salir en libertad, precisa la nota.

Su delito, según las autoridades judiciales fue el desacato que presuntamente cometió al enfrentarse a policías que se empeñaron en impedir que él predicara el evangelio frente al edificio del gobierno en Esmeralda, Camagüey.

De acuerdo con los testimonios de su hermana, el predicador habría sido agredido por los agentes cuando este les recitó un texto bíblico: “Pero afuera se quedarán los perros, los que practican las artes mágicas, los que cometen inmoralidades sexuales, los asesinos, los idólatras y todos los que aman y practican la mentira”. En ese momento los agentes se sintieron ofendidos y habrían golpeado al predicador.

En el Informe anual sobre Libertad Religiosa Internacional correspondiente al año 2018, el Departamento de Estado de EEUU criticó la situación existente en Cuba, y culpó al régimen de amenazar, detener y usar la violencia contra líderes religiosos y sus seguidores.