Multan a religioso arrestado en Cuba por predicar frente a un edificio del gobierno

Juan Bautista Cárdenas, el religioso cubano que había sido arrestado la semana pasada en Esmeralda, Camagüey, por agentes de la policía, fue liberado este miércoles tras un juicio en que se le acusó de “desacato a la autoridad”, informó el portal Evangélico Digital.

Bautista Cárdenas, que profesa la fe cristiana, recibió una multa de  588 CUP (cerca de 23 USD) antes de salir en libertad, precisa la nota. Su delito, según las autoridades judiciales fue el desacato que presuntamente cometió al enfrentarse a policías que se empeñaron en impedir que él predicara el evangelio frente al edificio del gobierno en Esmeralda.

De acuerdo con los testimonios de su hermana, el predicador habría sido agredido por los agentes cuando este les recitó un texto bíblico: “Pero afuera se quedarán los perros, los que practican las artes mágicas, los que cometen inmoralidades sexuales, los asesinos, los idólatras y todos los que aman y practican la mentira”. En ese momento los agentes se sintieron ofendidos y habrían golpeado al predicador.

Una fuente que no se identificó por temor a represalias ha dicho varios medios de prensa que en la cárcel, Juan Bautista se declaró en ayuno y oración para buscar al acompañamiento de Dios, y esto fue interpretado por las autoridades carcelarias como un gesto de protesta política.

Luego de ser liberado, el predicador camagüeyano dijo al Nuevo Herald que se sentía “lastimado” y “agraviado”. “(…) Nunca le hice nada a nadie. Solamente estaba predicando. Unos policías me amenazaron con caerme a patadas y yo los reprendí en el nombre del Señor. Me acusaron de hablar mal del gobierno y de desacato. Esto es una gran injusticia”, dijo Bautista.

 

 

En otras ocasiones el religioso ha sido molestado por las autoridades cubanas. Incluso ha sido catalogado de loco por insistir en predicar sus creencias en los espacios públicos, señala el reporte, que añade que el hombre “es miembro de una Iglesia Bautista de Esmeralda, perseguida desde inicios de los años sesenta”. La iglesia incluso habría sido cerrada y quemada en dos ocasiones, hasta que ante la insistencia de sus fieles logró levantarla otra vez.

Asimismo, el portal de noticias cristianas asegura que el Partido Comunista de Cuba intentó una vez ordenar el desalojo “de la casa pastoral contra uno de sus pastores”.

“El pastor les informó que si lo desalojaban a él y a su familia pondría una cama frente a la casa, vivirían en la calle y desde allí ofrecerían los servicios a la iglesia”, indica el portal, y refiere que con esa actitud el pastor logró evitar el cierre del templo, aunque les hacen pagar una renta por el local que ocupan.

A finales de la semana pasada Juan Bautista recibió una citación policial, y quedó detenido tras acudir a la cita. Su familia no pudo verlo hasta este lunes, cuando las autoridades le informaron que lo enjuiciarían el miércoles.

Marisol Cárdenas, hermana del religioso, aseguró a la prensa que su hermano es “un hombre de bien” que “nunca le ha hecho daño a nadie”. Según declaró la mujer los policías se habrían burlado de su fe refiriéndose al acto de predicar como “esa bobería”.

Como parte de la represión contra la comunidad religiosa que no acata disciplinadamente todas las órdenes del gobierno, las autoridades impiden viajar a religiosos a eventos internacionales, y amenazan a los líderes de algunas congregaciones.

En el Informe anual sobre Libertad Religiosa Internacional correspondiente al año 2018, el Departamento de Estado de EEUU criticó la situación existente en Cuba, y culpó al régimen de amenazar, detener y usar la violencia contra líderes religiosos y sus seguidores.