Visita sede de UNPACU para recibir medicamentos y la arrestan

Yanet Díaz Reyes —en la foto— logró burlar el cerco policial y llegar a la sede de la UNPACU para recibir ayuda médica. Los agentes llevan dos semanas apostados en los alrededores, mientras los miembros de la organización continúan en huelga de hambre.
Santiaguera-UNPACU
 

Reproduce este artículo

La policía cubana detuvo este 29 de marzo a la ciudadana Yanet Díaz Reyes al salir de la sede de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), luego de 15 días de cerco durante los cuales no dejaron salir ni entrar a ninguna persona.

El líder de la organización, José Daniel Ferrer, aseguró que Díaz llegó allí por problemas de salud, buscando la ayuda que brinda UNPACU a las personas necesitadas y por la cual sufre ahora este asedio policial.

Para forzar el fin del sitio contra la sede del movimiento opositor, ubicado en el reparto Altamira, provincia Santiago de Cuba, sus integrantes se declararon en huelga de hambre. Actualmente, son unas 60 personas en protesta, algunas de las cuales están fuera de la isla, pero se sumaron en plan solidario.

Los agentes impiden que la organización opositora realice su labor humanitaria: ofrecer alimentos y medicina para la población pobre de los alrededores, una iniciativa que UNPACU promueve para enfrentar los efectos de la crisis económica.

Niños y ancianos que intentan llegar hasta allí han sido golpeados por la policía, ubicada en un cordón de seguridad cuyo objetivo es desconectar a los huelguistas.

En la directa de Ferrer este domingo un anciano que logró burlar el cerco explicó que cinco o seis agentes permanecen apostados en la cuadra aledaña a la sede de la UNPACU, observando e impidiendo que cualquier necesitado o simpatizante acuda a la misma.

El viernes pasado, el secretario general de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, envió un mensaje de solidaridad con los huelguistas durante conferencia de prensa, en la que también participó Ferrer y la promotora de Cuba Decide, Rosa María Payá.

A Ferrer, víctima de arrestos y golpizas, lo critican por utilizar este método de protestas, estéril para algunos. La víspera, en comunicación con nuestro medio, dijo lo siguiente: “agradezco a los amigos que están muy preocupados por nuestra salud, pero no estoy de acuerdo con quienes dicen que con huelga de hambre no se resuelve nada”.

“La historia demuestra que se puede conseguir mucho. Con lo que sí no se consigue nada es con la inacción, con el miedo...”, afirmó el opositor mediante un tuit, en el que incluyó fotos de otros huelguistas, como el indio Mahatma Gandhi, y el disidente cubano Guillermo “Coco” Fariñas.

Desde hace un mes, la UNPACU denuncia un aumento de la represión contra sus integrantes luego de que comenzara con su iniciativa de ayuda a la población pobre, quienes reciben, gratis, alimentos y mascarillas contra el coronavirus.

Actualmente la principal área de acción de la organización es el oriente cubano, donde tiene una amplia red de colaboradores que apoyan a personas necesitadas, lo que les ha valido el respaldo de la población en una de las zonas más pobres de Cuba.

Además de Almagro, se han solidarizado con el líder opositor cubano y sus compañeros, el presidente designado de Venezuela, Juan Guaidóla congresista cubanoamericana María Elvira Salazar, las organizaciones Cubalex, Cuban Prisoners Defenders, Human Right Watch, entre otras personas y entidades.

Recomendaciones

 

Relacionados