ONU exige a régimen cubano que ponga fin a desaparición forzada de Ferrer

Desde el 4 de junio, la familia del coordinador nacional de la opositora Unión Patriótica de Cuba (Unpacu), no tiene comunicación con el disidente.
José Daniel Ferrer, preso de conciencia cubano. Ilustración: PD
 

Reproduce este artículo

El Comité contra la Desaparición Forzada de la Organización de Naciones Unidas (ONU) envió este jueves una misiva al régimen de Cuba donde pide información sobre el paradero y las condiciones de salud del preso de conciencia José Daniel Ferrer

Desde el 4 de junio la familia del coordinador nacional de la opositora Unión Patriótica de Cuba (Unpacu), no tiene comunicación con él, ni información oficial de su paradero o de su estado de salud. Además, según denuncia la organización no gubernamental Prisioners Defenders (PD), “les niegan el contacto con el mismo (…) mientras la familia ha sabido que un número indeterminado de reos de la prisión Mar Verde ha muerto de disentería [diarreas] por las condiciones higiénicas del penal, su comida y su agua”.

La ONU envió a las autoridades de Cuba una misiva informando que reabre la Acción Urgente por la Desaparición Forzada de José Daniel Ferrer y exhorta al gobierno comunista a que “adopte todas las medidas necesarias para informar sobre la suerte y paradero del Sr. Ferrer García a sus familiares, allegados/as y abogados/as, estableciendo y haciendo respetar los debidos canales de comunicación entre ellos”.

También pidió que La Habana “informe al Comité de forma detallada sobre el actual régimen de comunicación con el exterior al cual se encuentra sometido el Sr. Ferrer García, de conformidad con el artículo 17 de la Convención”.

Prisioners Defenders, entidad defensora de los derechos humanos, logró que la ONU abriera el caso por la desaparición forzada de Ferrer tras su detención el 11 de julio de 2021, cuando intentó unirse a las manifestaciones antigubernamentales en Santiago de Cuba. El caso se descontinuó el 28 de enero de 2022, luego de que el régimen comunista le permitiera a la familia de Ferrer tener contacto con él.

La ONG asegura que al opositor lo han tenido durante meses “incomunicado, en aislamiento y ejecutando un plan de lo que sin duda se puede describir como un lento y calculado asesinato del que quizá sea el más respetado (…) activista de los derechos humanos en Cuba”.

José Daniel Ferrer habló por última vez con su familia el pasado 4 de junio. La llamada telefónica fue abruptamente cortada y no se volvió a tener noticias del opositor. La familia ha estado presentándose en el penal de Mar Verde, donde se encontraba Ferrer, pero las autoridades le han negado el acceso o cualquier contacto con él por vía telefónica o física.

Ante esta situación, PD inició acciones legales conjuntas con la familia de Ferrer, tanto dentro como fuera de la isla, incluida la presentación de un habeas corpus en Cuba, que resultaron en la reapertura del caso por el comité de la ONU.

“La negativa a reconocer dicha privación de libertad o del ocultamiento de la suerte o el paradero de la persona desaparecida, sustrayéndola a la protección de la ley, cualquiera sea la duración de dicha privación de libertad u ocultamiento”, constituye una desaparición forzada con independencia de la situación penal que pueda argumentar el régimen cubano, señaló la ONU.