Villa Clara: descontrol y turnos a 500 pesos en una tienda en MLC

En las colas para comprar en la tienda Variedades Siboney de Villa Clara prima el descontrol de las autoridades y acceder a uno de los 30 primeros números de la fila cuesta 500 pesos.
Villa Clara: descontrol y turnos a 500 pesos en una tienda en MLC
 

Reproduce este artículo

En las colas para comprar en la tienda Variedades Siboney de Villa Clara prima el descontrol de las autoridades y acceder a uno de los 30 primeros números de la fila cuesta 500 pesos.

El mencionado establecimiento abrió para vender productos en Moneda Libremente Convertible (MLC) el pasado 17 de mayo y la acumulación de personas allí, desde la madrugada, fue noticia en varios medios de prensa.

Según un texto de opinión del estatal Vanguardia: “cientos de personas habían ocupado varias cuadras de las calles Martí, Villuendas y Juan Bruno Zayas”.

Sobre el particular de revender los turnos en la cola, desde el oficialismo se dijo que:
“Fue un secreto a gritos que la lista ya había sido organizada, ¡desde el fin de semana!, por la red subterránea de siempre: los omnipresentes de la cabeza de la fila, «padres» de los combos que se proponían en las redes sociales a la media hora de abrir la tienda, y esperanza de los impacientes con bolsillo generoso, dispuestos a abonar 500 pesos por alguno de los primeros 30 números. ¿El control?, solo en teoría y, desafortunadamente, incapaz de trascender más allá de las buenas intenciones”.

La autora del artículo se cuestiona qué pasaría con quienes no pueden comprar uno de esos “boletos”; pero no interpela al régimen, único creador de las famosas tiendas que han agrandado las diferencias entre quienes tienen dólares y quienes no.

Dolarización en Santa Clara

Elena García, una santaclareña que asistió el día de apertura de la Variedades Siboney declaró a Cubanet que "Yo vine temprano y mira en el lugar que estoy. Ahora van a escanear los carnés y te dan los tickets desde hoy hasta el jueves. O sea, tienes que venir todos los días para ver si la cola camina o no para que no te vuele el turno. Dicen que podrán comprar 100 personas por día, pero eso habría que verlo”.

También usuarios se quejan de que ya dentro del lugar, luego de horas seguramente apostados fuera, deben realizar otra cola para carritos desocupados; comprar confituras disponibles solo en caja; y una última cola a la salida para verificar los productos adquiridos.

Según dijera a CMHW Julio Valdés, director adjunto de Tiendas Caribe en Villa Clara, Variedades Siboney “es un gran mercado donde encontrar productos de aseo e higiene personal, productos químicos y para el hogar y alimentos”.

Gran parte de los productos que se venden en la tienda son prioritarios para el cubano, especialmente los de aseo y la comida, que no se puede adquirir en las tiendas por moneda nacional porque están desabastecidas.

Los horarios del espacio son de lunes a viernes de 9:00 a.m. a 5:00 p.m. y los domingos hasta las 12:00 p.m. 

Para evitar las colas, dijo el directivo, que existen unas nueve cajas registradoras en la unidad e inicialmente solo se atenderán a 200 clientes diarios. La práctica indica que la realidad superará las expectativas de Valdés y las colas en las puertas Variedades Siboney ya son cotidianas e incontrolables.

Desde el 20 de julio de 2020 se abrieron en el país decenas de tiendas en divisas extranjeras, que ya en la actualidad superan el centenar.

El ministro de Economía, Alejandro Gil, aseguró entonces que la venta de alimentos en CUP y CUC se mantendrá. Al mismo tiempo, se abre la venta de productos de “media y alta gama” en moneda libremente convertible (MLC), es decir, divisas. En efecto, entre ellos están artículos de limpieza y alimentos.

Según Gil, el objetivo era captar una "demanda solvente" en el país que puede comprar en dólares u otras MLC estas mercancías, obviamente, a altos precios.