Yeilis Torres enferma en prisión y sin atención médica

La prisionera política cubana Yeilis Torres Cruz contrajo dengue en la prisión de mujeres de Guatao, en La Lisa, La Habana, y aún no ha recibido atención médica por la enfermedad.
Yeilis Torres
 

Reproduce este artículo

La prisionera política cubana Yeilis Torres Cruz contrajo dengue en la prisión de mujeres de Guatao, en La Lisa, La Habana, y aún no ha recibido atención médica por la enfermedad.

El disidente Zaqueo Báez así lo informó a Radio Televisión Martí y mencionó que Torres Cruz padece fuertes dolores, tiene fiebre y las autoridades carcelarias “ni un termómetro le han ofrecido”.

Además, denunció que estos métodos empleados contra la integrante de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu) pueden ser clasificados como de “tortura, típicos de la tiranía".

En octubre el activista comunicó que a Torres Cruz también la han aislada del resto de las presas y que intentan poner a las otras reclusas en su contra.

Torres Cruz fue arrestada luego de grabar en vivo la agresión que sufrió por parte del vocero castrista Humberto López en abril del presente año. Cuando ella intentó acusarlo, ya estaba siendo procesada por el supuesto delito de 'atentado'.

Primero, las autoridades del régimen le ordenaron una reclusión domiciliaria, sin embargo, el 10 de mayo fue trasladada para el centro de detención de Cien y Aldabó, en La Habana.

Desde inicios de junio, un tribunal de La Habana denegó el cambio de medida cautelar que solicitó su abogado. A finales de ese mes fue trasladada a la prisión conocida como El Guatao o la prisión de mujeres de Occidente, La Habana, sin juicio aún.

López, miembro del Comité Central del Partido Comunista, agredió físicamente a la opositora, quien le increpó en la vía pública tras haberlo sorprendido en una presunta infidelidad.

En un breve video compartido en Facebook por la página “Kuba x Dentro”, puede verse cómo López intenta arrebatar el teléfono a la activista, que le grababa luego de que éste abandonase el domicilio de su supuesta amante.

Al no poder quitar el teléfono a Torres Cruz, que lo escondió en sus partes íntimas, López comenzó a golpearla y tocarla inadecuadamente en sus genitales, según denuncia el referido medio y la activista.