Opositor Virgilio Mantilla enfrenta 3 años de prisión

“Le piden tres años de prisión y lo acusan de pintar paredes con grafitis y de poner carteles contra el gobierno, utilizando el ideario martiano”, confirmaron a ADN Cuba
 

Reproduce este artículo

Virgilio Mantilla Arango, opositor cubano líder de la Unidad Camagüeyana, fue juzgado en prisión este 29 de septiembre y la Fiscalía solicitó que lo condenen a tres años de privación de libertad.

Directivos de la coalición Compromiso Democrático, en la que también milita Mantilla Arango, confirmaron a la colaboradora de ADN Cuba Yunia Figueredo que el juicio ocurrió este miércoles y está pendiente de conclusión la sentencia.

“Le piden tres años de prisión y lo acusan de pintar paredes con grafitis y de poner carteles contra el gobierno, utilizando el ideario martiano”, informó Figueredo.

El juicio fue en la cárcel de Camagüey conocida como “Cerámica Roja” y quedó “concluso para sentencia en 10 días”. Virgilio Mantilla enfrenta su cuarta condena por motivos políticos.

“En el juicio solamente permitieron la presencia de Ángela Emilia Nodal Hernández, esposa de Virgilio, y el padre de Virgilio y el abogado, que según ha expresado la familia lo defendió a capa y espada”, informó a Radio Televisión Martí Jiordan Marrero Huerta, líder local del Partido Demócrata Cristiano de Cuba.

“Nada podemos hacer ante la injusticia de la dictadura castrista. Una vez más hay un ensañamiento contra Virgilio”, añadió Marrero.

Según la esposa de Virgilio Mantilla, el opositor estaba “flaco, enfermo y continúa en una celda de castigo, tapiada y en condiciones infrahumanas, (…) está caminando medio doblado”.

Mantilla Arango fue puesto en libertado el pasado 4 de julio, tras cumplir una condena de 8 meses en la cárcel de Kilo-9, también en la ciudad de Camagüey, por el supuesto delito de “acaparamiento”. La policía política lo había detenido mientras realizaba acciones públicas en favor del disidente Movimiento San Isidro (MSI).

El opositor camagüeyano fue escogido por el Departamento de Estado de los EEUU para su campaña #JailedForWhat (#PresosPorQué), que denuncia al régimen de La Habana por encarcelar a disidentes pacíficos y artistas críticos.