Presentan ante la ONU denuncia a favor de manifestante del 11J

El joven obrero Aníbal Y. Palau fue detenido de manera violenta tras las protestas antigubernamentales del 11 de julio en Cuba
Aníbal Yasiel Palau Jacinto, detenido por protestas del 11J en Cuba
 

Reproduce este artículo

Una denuncia a favor de Aníbal Yasiel Palau Jacinto, joven cubano detenido tras las protestas antigubernamentales del 11 de julio (11J), fue presentada este 27 de septiembre ante el Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias de Naciones Unidas, de la Oficina de la Alta Comisionada para Derechos Humanos.

“El joven de Mayabeque fue víctima de un arresto violento en el Parque Central de Güines el pasado 12 de julio de 2021 (…) [por] manifestarse contra la abominable forma de organización del Estado cubano”, explicó en sus redes sociales el abogado independiente Sergio Osmín Fernández Palacios.

El jurista denunció ante la ONU que “un grupo de agentes uniformados y personas violentas, vestidas de civiles y sin identificarse, entre las cuales se presumen estaban oficiales operativos de la Contra-Inteligencia, formaron una barrera humana en una de las calles del Parque Central de Güines para infundir el terror y el miedo con el fin de obstaculizar, impedir, hostigar y reprimir a quienes se manifestaran de manera pacífica”.

Aníbal Yasiel Palau, un obrero “operador de máquinas herramientas”, en esas circunstancias ejerció sus derechos de manifestación y expresión. Cuando se retiraba, un grupo de “cinco o seis personas violentas, vestidas de civiles y sin identificarse”, lo siguieron y lo arrestaron mediante una golpiza y una descarga eléctrica en su cuerpo, que lo inmovilizó.

“Esas lesiones no fueron certificadas por facultativo alguno. El joven operario estuvo dos días detenido con su pantalón con orina sin importarle a las autoridades a cargo de su detención”, afirmó Fernández Palacios.

Aníbal Y. Palau está apresado desde hace más de 75 días, con una medida de “prisión provisional” y a la espera de juicio por la supuesta comisión de los delitos de “atentado y desórdenes públicos”, según el Expediente de Fase Preparatoria n° 387, de la Unidad de Investigación Criminal y Operaciones de San José de Las Lajas, Mayabeque.

El abogado Fernández Palacios añadió en Facebook que el joven detenido “estuvo en régimen de incomunicación total durante alrededor de 18 días” hasta que tuvo su primer contacto telefónico con su esposa. Calificó como “más abusivo, inaudito e ilícito” los 50 días que no pudo contactar a su representante legal.

Según Fernández Palacios, en el caso de Aníbal Yasiel Palau Jacinto se violan varios derechos consagrados en la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Además de que su encarcelamiento fue por “la represalia estimulada por el Sr. [presidente de Cuba] Díaz-Canel contra muchas de las personas que se manifestaron de manera pacífica el pasado 11 de julio y días siguientes”.

Según información facilitada por la ONG Cubalex, al menos 1020 personas fueron detenidas desde el 11 de julio. De ellas unas 505 continúan en centros de reclusión.

Aunque 418 personas han sido excarceladas, Cubalex aclara que “muchas están en espera de juicio bajo medida cautelar de libertad bajo fianza o prisión domiciliaria”.