CPJ y Race & Equality se suman a ONG internacionales que denuncian acoso a periodista cubana

“Race & Equality” y Comité para la Protección de Periodistas se suman a las organizaciones internacionales que denuncian el acoso de policía política cubana a Cynthia de la Cantera
Cynthia de la Cantera Toranzo, periodista cubana.
 

Reproduce este artículo

El instituto “Race & Equality” y el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés), se sumaron este martes a las organizaciones internacionales que denuncian el acoso a la reportera Cynthia de la Cantera Toranzo en Cuba.

El CPJ afirmó estar “siguiendo con preocupación la situación de la periodista Cynthia de la Cantera, quien está siendo hostigada por las autoridades en ocasión de su trabajo”.

La organización exigió “el cese del amedrentamiento en su contra. Estamos monitoreando el caso”. La semana anterior, el CPJ afirmó que, “mientras el mundo conmemora la Libertad de Prensa, en Cuba las autoridades siguen encarcelando y desterrando a periodistas (…) En pleno 2022, el periodismo independiente sigue prohibido en Cuba. Por todo ello, Cuba es el país más censurado de la región”.

Por su parte “Race & Equality”, Instituto Internacional sobre Raza, Igualdad y Derechos Humanos, declaró en sus redes sociales: “Rechazamos el asedio que sufre constantemente la periodista independiente de Cuba Cynthia de la Cantera, quien pertenece al medio YucaByte. ¡Exigimos que haya garantías para el desempeño de su profesión!”

Human Rights Watch (HRW) y Artículo 19, otras ONG internacionales, denunciaron este lunes el acoso a la periodista independiente, quien expuso las presiones de agentes de la Seguridad del Estado para que deje de informar. Juan Pappier, investigador principal de la división para las Américas de HRW, expresó en Twitter “preocupación por estas graves denuncias de intimidaciones en contra de la periodista cubana Cynthia de la Cantera”.

“Exigimos que el régimen cubano cese los abusos contra periodistas independientes en el país. Los cubanos tienen derecho a informarse”, agregó Pappier.

Por su parte, Artículo 19 hizo “un llamado urgente al gobierno de Cuba para que cesen las hostilidades en contra de la periodista y cuente con las garantías para que pueda ejercer su labor”.

La ONG defensora de la libertad de expresión y el derecho a la información explicó en un hilo de Twitter que “en febrero de 2022 [Cynthia de la Cantera] fue obligada a pagar una multa cuya sanción se basaba en el Decreto Ley 370, artículo 68, inciso i, mismo que impone restricciones al ejercicio de derechos fundamentales implicados en el uso de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones tales como la participación política, la libertad de expresión, la privacidad y el derecho de asociación”.

El lunes, la comunicadora denunció estar desde hace varios meses bajo las presiones de un oficial de la Seguridad del Estado identificado como “Manuel”. Según relató en su página de Facebook, durante un interrogatorio el pasado 21 de abril, el primer teniente le exigió que anunciara públicamente que abandonaría el periodismo, pero ella se negó.

“Manuel” interrogó por primera vez a Cynthia de la Cantera el 11 de febrero de 2022 en la estación policial de Zanja, en La Habana. “Me comunicó que desde entonces, cada vez que me llamen quien estará ahí será él. Es un joven licenciado en Derecho por la Universidad de La Habana”.

Ese día, ocasión en que la sancionaron a pagar 3000 pesos de multa por el Decreto Ley 370, participaron en el interrogatorio un capitán del Ministerio del Interior (Minint) identificado como “Ernesto”, y otro agente que le presentaron como Oficial Instructor de Villa Marista, sede principal del Departamento de la Seguridad del Estado, en La Habana.


La policía política amenazó a la periodista independiente con abrir un proceso penal en su contra, para el que se utilizaría como precedente la multa. “Manuel me dejó saber también que, si las leyes nos gustan o no, eso es asunto nuestro, son las leyes que están, y ellos las aplicarán”, refirió Cynthia de la Cantera.

El pasado 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, el mismo agente le pidió que redactara a mano su renuncia al periodismo, en la estación policial de Zapata y C.

“En julio, septiembre y noviembre de 2020 fui igualmente interrogada por varios oficiales de la Seguridad del Estado. Entre ellos, el oficial Rolando, quien ha amenazado también a otros periodistas independientes. Desde entonces, hace casi dos años, las agresiones psicológicas contra mí y mi pareja no han parado, denunció la joven comunicadora.

“No sé cuáles son las intenciones de la Seguridad del Estado con obligarme a hacer público que es mi intención dejar el periodismo, si desprestigiarme ante mis colegas o exponer que ellos tienen el monopolio de la fuerza, algo que ya sabemos que es así. Lo que sí me queda claro es que ellos, con tal de cumplir su objetivo, logran que otra periodista exponga y denuncie las arbitrariedades y agresiones psicológicas, las violaciones a mis derechos humanos, civiles y políticos que han ejercido contra mí y mi pareja en los dos últimos años”, agregó.

La periodista cubana pidió a la sociedad civil, medios de prensa y organizaciones internacionales, no normalizar la represión en la isla. “Cada día alguien es citado, interrogado, detenido, multado, encarcelado, impedido de salir o regresar a su país… No abandonen a las decenas de periodistas fuera y dentro de la isla que intentamos seguir contando esa parte de la historia que nos han negado, a pesar de toda la violencia que sufrimos y sufren nuestras familias”, concluyó.

Cynthia de la Cantera es una periodista graduada de la Facultad de Comunicación (Fcom) de la Universidad de La Habana. Ha colaborado en los últimos años con medios alternativos a los controlados por el Partido Comunista, como ADN Cuba, El Toque, YucaByte, Periodismo de Barrio y Puente a la Vista, entre otros. También es una de las fundadoras del Grupo de Trabajo sobre Detenciones Políticas Justicia 11J, surgido tras las manifestaciones antigubernamentales que sacudieron la isla el verano pasado.