Régimen vuelve a citar a Anyelo Troya

El fotógrafo, multado y condenado a un año con restricción de movimiento y regulación migratoria, deberá comparecer ante el Tribunal este lunes sin que se conozca el motivo
Anyelo Troya. Foto tomada del Facebook de Raisa González
 

Reproduce este artículo

Los órganos judiciales del régimen cubano volvieron a citar para este lunes al fotógrafo Anyelo Troya, multado y condenado a prisión domiciliaria por un año, con prohibición de salida del país, por participar en las protestas populares del 11 de julio.

Troya, realizador de la parte del videoclip de Patria y Vida filmada en Cuba, deberá comparecer el lunes 20 de septiembre a las 09:00 horas en el Tribunal Municipal Popular de Centro Habana. La citación que le fue extendida a la familia este fin de semana aduce que será para notificarle la sanción por el delito fabricado en su contra de desorden público y alerta que, en caso de no asistir, será detenido y objeto de “la medida que corresponda”.

Para Raisa González, madre de Troya, la nueva citación es otro acto de acoso y molestia a la familia. “Como ciudadana cubana pregunto cuándo terminamos el proceso. Ya pagamos la multa y mi hijo está siendo atendido por el juez de ejecución. ¿Hasta cuándo seguirá siendo molestada mi familia?”, cuestionó en un post en Facebook.

En declaraciones a ADN Cuba, González dijo desconocer el motivo exacto de la nueva citación. 

“El viernes fuimos al Tribunal y nos comunicaron que lo va atender una jueza de ejecución y que la sanción, aparte de la multa de 14.500 pesos, es que sólo puede ir del trabajo para la casa y no puede salir del país hasta después del año, si se ‘porta bien’ y cumple con la ley establecida”, detalló.

Tras el pago de la multa, 580 dólares al cambio oficial, González tenía la esperanza de que su hijo quedaría libre. "No fue así; tiene que tener limitación de libertad”, lamentó en Facebook el pasado viernes, tras salir del Tribunal.

De acuerdo con González, esa comparecencia “fue para confirmar las mismas mentiras” que siempre le dicen donde quiera que va desde que juzgan a su hijo. “Solo sé que siempre estoy en un puro nervio cada vez que tengo que dirigirme a ellos; cuánto dolor siento”, afirmó.

Troya fue detenido el 11 de julio durante una manifestación en el Malecón de La Habana, mientras documentaba el acto con su cámara. El 21 de julio se conoció la sentencia de un año de privación de libertad por supuesto “desorden público”, luego de ser procesado el día antes en un juicio que su familia calificó como “sumario”.