Policía política desaparece a periodista Jorge Enrique Rodríguez

El poeta y periodista independiente Jorge Enrique Rodríguez continúa desaparecido tras su arresto cuando agentes de la Seguridad del Estado impidieron que reportara un juicio por abusos sexuales contra una menor de edad
 

Reproduce este artículo

ACTUALIZACIÓN 1:30 pm: tras más de 20 horas desaparecido, el periodista Jorge Enrique Rodríguez fue liberado y según la colega María Matienzo "ya está camino a casa".


El poeta y periodista independiente Jorge Enrique Rodríguez continúa desaparecido tras su arresto en tarde de este jueves 17 de junio, cuando agentes de la Seguridad del Estado impidieron que reportara un juicio por abusos sexuales contra una menor de edad.

La también escritora y periodista María Matienzo, amiga de Rodríguez, confirmó en la noche del jueves que “La SE se llevó a Jorge Enrique Rodríguez a las 2 de la tarde. ¡Se desconoce su paradero!”

Este viernes, Aurora Oliva Martín lamentó que el reportero continúa sin dar señales: “Amaneció el día siguiente [y] Jorge Enrique aún no aparece… Fue detenido mientras asistía al juicio de uno de los casos que siguió como periodista. Un caso muy feo de violación de una niña...”

Oliva Martín cuestionó en Facebook que “si se está juzgando a varios violadores de una menor, y se llevan del público que asistía como espectador, detenido a Jorgito, en este caso específico, ¿¿qué rayos es lo que está defendiendo la Seguridad del Estado??”

El colaborador de ADN Cuba, Héctor Luis Valdés, comunicó a este medio que los familiares y amigos de Rodríguez “han llamado a todas las estaciones de policías y no aparece registrado en el sistema”.

Rodríguez, abiertamente crítico del régimen castrista, pretendía informar sobre el juicio a seis presuntos implicados en la violación de una niña de 13 años en septiembre del 2020 en La Habana, que tendría lugar este 17 de junio en el Tribunal Municipal de Arroyo Naranjo. El periodista independiente había dado cobertura a este caso desde que la madre de la víctima, Cleida García Díaz, denunció la agresión sexual.

El suceso conmocionó a miles de cubanos, cuyas protestas en redes sociales obligaron a acciones expeditas de las autoridades contra los presuntos delincuentes, tres de los cuales eran reclutas del Servicio Militar Obligatorio.

La periodista y activista feminista Marta María Ramírez, expresó que “Jorge es una de las mejores personas que conozco y un hombre que se ha comprometido en estudiar los femicidios y la violencia contra las mujeres en Cuba. Jorge es poeta y periodista. Jorge no es un criminal”.

Sobre el caso del reportero, también conductor del espacio “Lecturas en tiempo” del Instituto Internacional de Artivismo "Hannah Arendt" (Instar), Ramírez añadió en Facebook: “los que verdaderamente atentan contra el Estado son los machistas, los que nos violentan a nosotras y nuestrxs hijxs. Y esos andan sueltos”.

Hace un año Jorge Enrique Rodríguez, colaborador entre otros medios del independiente Diario de Cuba y el periódico español ABC, fue arrestado durante varios días, lo que desencadenó una campaña a su favor.

Tras cinco días detenido en el Vivac, con acusaciones de “desacato a la autoridad”, el régimen lo excarceló gracias a un recurso de Habeas corpus presentado a favor de Rodríguez.

El acoso a los periodistas cubanos no ha cesado y cada día se recrudece más, en un contexto de crisis social y política que al régimen le interesa mantener fuera de los medios. Uno de los recursos utilizados para la persecución es la llamada Ley Mordaza, el Decreto Ley 370 para encubrir detenciones arbitrarias e injustas contra reporteros, activistas y ciudadanos comunes.

En una entrevista para ADN Cuba, Rodríguez al referirse a sus inicios como reportero, dijo: “Empecé en el periodismo independiente sin saber hasta dónde podíamos llegar. Empecé desde el coraje, consciente de que me iba a crear muchos problemas (…) he conocido un montón de gente y hemos aportado un grano de arena a que las cosas en Cuba cambien y que un día haya un restablecimiento de la democracia y la libertad sin llegar a ser opositores activos”.