Senador: Misiones médicas del régimen cubano no son más que trata de personas

El senador cubanoamericano, Bob Menéndez, aseguró que las llamadas misiones médicas cubanas "no son más que trata de personas"
El senador cubanoamericano, Bob Menéndez, aseguró que las llamadas misiones médicas cubanas "no son más que trata de personas"
 

Reproduce este artículo

El senador cubanoamericano, Bob Menéndez, aseguró el 16 de junio que las llamadas misiones médicas cubanas "no son más que trata de personas".

Durante una intervención en la Cámara Alta estadounidense, Menéndez señaló además que "la participación de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en estos programas de trata de personas de la dictadura no puede ser ignorada".

El político norteamericano recordó que en noviembre de 2019, el Relator Especial de las Naciones Unidas sobre las formas contemporáneas de esclavitud y el Relator Especial de las Naciones Unidas sobre la trata de personas expresaron su inquietud de que la trata de médicos por parte del régimen cubano constituye trabajo forzoso y esclavitud moderna.

Por otra parte, trascendió que el gobierno de EE.UU manifestó su preocupación por las denuncias de trabajo forzoso en las mencionadas misiones y revisará su política hacia la Isla "para garantizar que los derechos humanos y laborales de los cubanos sean respetados".

En declaraciones a Radio Televisión Martí, un vocero del Departamento de Estado explicó que "tenemos preocupaciones serias y constantes sobre las denuncias de trabajo forzoso en el programa de misiones médicas de Cuba. Todos los años desde 2010, el Departamento de Estado ha documentado indicadores de trabajo forzoso en las misiones médicas de Cuba en el extranjero".

De acuerdo con este funcionario, Estados Unidos insta a los países a tomar medidas para prevenir el trabajo forzoso y buscar transparencia en los acuerdos contractuales entre el gobierno cubano y los profesionales médicos.

Desde abril de 2020, el Consejo de Derechos Humanos de la ONU dijo que evaluaría la situación de los médicos cubanos enviados por el régimen a misiones en el extranjero, a partir del informe preparado por la Relatoría Especial sobre las formas contemporáneas de la esclavitud y la Relatoría de Trata de Personas.

Dicho informe solicita al Consejo pronunciarse acerca de “los mecanismos de queja existentes para profesionales cubanos que quieran denunciar abuso o explotación laboral y de qué manera dichos canales o mecanismos puedan ser accedidos desde el extranjero”.

El documento explica que muchos profesionales de la salud cubanos que sirven al régimen de La Habana en otros países "estarían expuestos a condiciones de trabajo y de vida explotadoras" y también serían sometidos a "presiones y seguimiento" por parte del gobierno.