Régimen amenaza a activista Sayli Navarro con cárcel si sale de su municipio

Activista Sayli Navarro es amenazada con ir a prisión si sale del municipio Perico, provincia Matanzas, donde reside
Activista Sayli Navarro es amenazada con ir a prisión si sale de su vivienda en el municipio Perico, provincia Matanzas
 

Reproduce este artículo

El teniente coronel conocido como Rogelio amenazó a la activista cubana Sayli Navarro Álvarez con ir a prisión, si salía del municipio Perico, provincia Matanzas, donde vive.

Según denunció en Twitter, el secretario general de la Asociación Sindical Independiente de Cuba (SIC) Iván Hernández Carrillo, el agente de la Seguridad del Estado le advirtió a Navarro Álvarez que se encuentra en prisión domiciliaria.

 

 

La también Dama de Blanco Sayli Navarro Álvarez es hija del prisionero político Félix Navarro, quien se encuentra en huelga de hambre desde el 23 de agosto en la prisión Combinado del Sur, en Matanzas.

Navarro, líder del Partido por la Democracia 'Pedro Luis Boitel' fue detenido tras las protestas populares del 11 de julio en Matanzas.

En la prisión Combinado del Sur enfermó de COVID-19 a sus 68 años y luego de recuperarse inició una huelga de hambre, encontrándose delicado de salud.

Padece de migrañas y de Diabetes Mellitus.

Navarro fue arrestado el 12 de julio. Según narró su hija, ambos fueron a la estación de Perico, en Matanzas, con el fin de conocer sobre la situación de otros miembros del Partido por la Democracia 'Pedro Luis Boitel', que habían sido arrestados el día anterior: Francisco Rangel Manzano, Leylandis Puentes Vargas y Armando Abascal Serrano y Lázaro Díaz Sánchez. 

Las autoridades policiales trasladaron a Navarro a la Unidad de Operaciones de Matanzas y el 19 de julio lo trasladaron a prisión provisional hasta el día del juicio en el Combinado del Sur.

Félix Navarro fue uno de los 75 prisioneros de la llamada Primavera Negra en 2003, una oleada represiva contra activistas y opositores cubanos.

Tras un acuerdo entre el régimen de La Habana y la Iglesia católica en julio de 2010, la mayoría fueron liberados con la condición de ir al exilio. En 2011 fueron liberados los que habían renunciado a salir de Cuba, como Navarro y el coordinador general de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu) José Daniel Ferrer.