Diasniurka Salcedo acusada por impedir que policía política la grabara en ropa interior

La opositora cubana Diasniurka Salcedo ha sido acusada de desacato por no permitir que la policía política la grabara en ropa interior
Diasniurka Salcedo
 

Reproduce este artículo

La opositora cubana Diasniurka Salcedo ha sido acusada de desacato por impedir que la policía política la grabara en ropa interior.

Salcedo, quien fuera violada por agentes del régimen, se negó a esta petición, que viola sus Derechos Humanos, en la estación de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) de Bauta, en la provincia de Artemisa. 

Iliana Hernández, activista y periodista, denunció en Twitter el hecho y escribió:

“Es una vejación lo que quieren hacer con ella, primero fue violada por dos represores y ahora esto. SOS”.

Salcedo Ramos es víctima de la represión castrista por sus ideas políticas y a menudo sufre detenciones arbitrarias. 

El pasado 14 de enero estuvo detenida varias horas por la policía política, mientras realizaba una entrevista en su hogar. Los agentes de la SE la arrestaron sin dar explicaciones   y durante el secuestro estuvo sin medicación para su diabetes. 

La disidente fue liberada en la noche sangrando por la nariz por la falta de su tratamiento. 

“Con el azúcar y la presión por el cielo, nariz sangrando y marcas en las manos por las esposas. Así han dejado a Diasniurka Salcedo Verdecia”, escribió Gretell Salermo. 

Salermo realizó varias publicaciones indicando el secuestro y exigiendo la libertad de Salcedo Verdecia. En una de ellas ofreció varios números telefónicos que un agente de la policía le dio de forma anónima. Salermo pidió a los usuarios de la red social llamar para saber del paradero de Diasniurka.

Por su parte, Hernández también denunció en Facebook que Diasniurka no había recibido su tratamiento para su patología. “Es diabética, a las 7:00 pm le tocaba su vacuna, su vida peligra” aclaró la reportera.

Varios opositores se pronunciaron por la liberación de Salcedo tras el secuestro. Entre ellos el joven objetor de conciencia Adrián Rubio, quien pidió llamar a los números ofrecidos en el post de Gretell Salermo para exigir la libertad de la cubana. Rubio es víctima de la represión del régimen; él fue uno de los acuartelados en la sede del Movimiento San Isidro.

En noviembre de 2020 la cubana denunció en una transmisión en vivo que fue abusada sexualmente por dos policías el 18 de noviembre y amenazada de muerte por su activismo, tanto en las redes sociales como en la comunidad.