Preso político del 11J en huelga de hambre por falta de atención médica

El opositor Alexander Díaz Rodríguez, condenado a seis años de prisión por manifestarse el 11 de julio de 2021, está en huelga de hambre para exigir atención médica y fármacos
Alexander Díaz Rodríguez está en prisión de Guanajay
 

Reproduce este artículo

Alexander Díaz Rodríguez, condenado a seis años de prisión por manifestarse el 11 de julio de 2021 contra el gobierno comunista de Cuba, cumple cinco días en huelga de hambre para exigir atención médica y fármacos en el penal de Guanajay, según denunció este jueves el opositor José Elías González Agüero.

Díaz Rodríguez, de 42 años de edad, es coordinador en el municipio de Artemisa del Partido Unión por Cuba Libre (Puncli) y firmante del Proyecto Emilia que lidera el Dr. Oscar Elías Biscet. “Está secuestrado y sancionado a 6 años de privación de libertad, por manifestarse el 11/7 pidiendo Libertad para el pueblo cubano”, expresó González Agüero en Facebook.

Tras una visita a la prisión de máximo rigor de Ganajay, cercana a La Habana, un familiar del manifestante comunicó a González Agüero que Díaz se encuentra en malas condiciones, “ha perdido su peso corporal, lo tuvieron que acompañar dos reclusos más, ya que no se podía sostener en pie y hasta [tiene] pérdida de memoria”.

Según el opositor que hizo la denuncia en redes sociales, le informaron “desde la prisión de Guanajay” que Díaz Rodríguez “se plantó declarándose en huelga de hambre (5 días)”. Sus peticiones son recibir “atención médica y la medicina que necesita”.

“Realizamos un llamado de atención, para aquellos que tienen la responsabilidad de velar por el cuidado de aquellos que no gozan de libertad”, concluyó José Elías González Agüero.

El pasado 24 de mayo Alexander Díaz Rodríguez denunció mediante el diario independiente CubaNet, que los miembros de las fuerzas especiales del Ministerio del Interior (Minint) le ocasionaron lesiones durante el estallido popular.

Según relató, el 11 de julio de 2021 los manifestantes de Artemisa caminaban pacíficamente reclamando a gritos comida, medicinas y libertad, pero al transitar frente a la estación de la Policía Nacional de la ciudad, “fueron atacados salvajemente por los boinas negras de las tropas especiales [Brigada Especial del Minint], quienes se lanzaron a golpearlos y apalearlos”. Los militares de élite le habrían fracturado una costilla.

Durante su reclusión en el penal, él y un grupo de manifestantes planeaban hacer una huelga en apoyo a la frustrada Marcha Cívica por el Cambio, manifestación convocada para el 15 de noviembre pasado. Para castigarlos, los carceleros intentaron obligarlos a participar en un mitin de repudio al 15N y “en apoyo a la dictadura”.

Como Díaz Rodríguez se negó, “lo golpearon esposado unos guardias, entre ellos el teniente coronel Edgar, segundo jefe de unidad de esa instalación carcelaria”, informó CubaNet.

Según la última actualización del registro de detenidos por las protestas del verano pasado, elaborado por el Grupo de Trabajo sobre Detenciones Políticas Justicia 11J, han sido arrestadas al menos 1470 personas por las manifestaciones estallaron en más de 60 localidades del país.

La organización precisa en sus redes sociales que, de las personas arrestadas, 564 fueron juzgadas y 519 sentenciadas, 40 esperan sentencia y solo cinco fueron absueltas. “De todas las personas juzgadas o en espera de juicio, podemos afirmar que alrededor del 70 al 80% han esperado juicio bajo prisión provisional”.