Denuncian hostigamiento de policía política a Berta Soler

La Seguridad del Estado continúa su acoso a la activista por los derechos humanos Berta Soler, a quien los agentes del régimen restringen su libertad de movimiento
Berta Soler, líder de las Damas de Blanco
 

Reproduce este artículo

La Seguridad del Estado continúa su acoso a la activista por los derechos humanos Berta Soler, a quien los agentes del régimen restringen su libertad de movimiento, denunció la Red Femenina de Cuba.

“Nos ha informado desde La Habana la líder de las Damas de Blanco, Berta Soler, que se dirigía hoy día 19 de julio, sobre las 9 am, para el apartamento suyo y de su hermana, ubicado en la zona de Alamar, Habana del Este, pero la policía política le impidió que utilizara el transporte público”, comunicó Elena Larrinaga, directora de la Red.

Los agentes le dijeron a Soler “que sino viajaba con ellos no podía ir a su residencia”, a donde la activista se dirigía para, además, comprar los alimentos que le pertenecen por la cuota de racionamiento.

“Cuando al fin le permitieron que fuera a retirar los alimentos, tres policías la estuvieron siguiendo a pocos pasos”, dijo Larrinaga. Después la regresaron a la sede nacional de las Damas de Blanco en Lawton, La Habana.

“Denunciamos que Berta Soler tiene cinco cámaras de vigilancia permanente en su casa”, un dispositivo que también cuenta con un carro móvil que chequea todos sus movimientos, declaró la directora de la Red Femenina.

“El esposo de la señora Soler, el activista Andel Moya, está sometido al mismo control. Berta Soler estuvo arrestada ayer 24 horas y ahora está desparecido su marido Ángel Moya”.

La conocida opositora cubana, que no cumple ninguna sentencia penal, no puede moverse de su residencia sin la custodia policial.

El 16 de julio, agentes de la Seguridad del Estado de Cuba detuvieron a la líder de las Damas de Blanco, denunció el activista, Ángel Juan Moya en su Twitter. Según publicó el ex prisionero político, Soler fue montada en un ómnibus contra su voluntad a manos de las fuerzas represivas.

“Continúa operativo contra la sede de las Damas de Blanco en Lawton, La Habana”, concluyó Moya en su denuncia.

Desde el inicio de las protestas populares en la isla el pasado 11 de julio, la sede de este movimiento opositor, ubicada en la capital, se encuentra sitiada por la policía política.

El movimiento Damas de Blanco surgió en Cuba en 2003, a raíz de la llamada ‘Primavera Negra’, para exigir la liberación de los 75 presos políticos condenados en ese momento. Del 3 al 7 de abril del mismo año, mediante juicios sumarios, fueron procesados e injustamente condenados a penas de prisión que oscilaron entre los 6 y los 30 años.

Estuvo compuesto originalmente por las esposas y otros familiares de estos reclusos. Muy cercanas a la iglesia católica y en el contexto de misas, estas mujeres realizan concentraciones pacíficas, mayormente en La Habana, vestidas de blanco, para respaldar a los opositores encarcelados. 

Desde su fundación a la actualidad han sido víctimas de represión estatal: detenciones, golpizas, actos de repudio y más acciones violatorias de los derechos humanos.