Piden apoyo para huelguistas de hambre frente a la ONU

El activista Léo Juvier-Hendrickx remitió la petición de Anisley Pérez, Niurka Prestamos y Yamisderky Pelier de ser escuchadas en nombre del pueblo cubano, a oficinas del gobierno de Bélgica y de las Naciones Unidas en Bruselas. Invitó a los cubanos a ser lo mismo en cualquier país donde se encuentren
 

Reproduce este artículo

Léo Juvier-Hendrickx, director de la organización Cubanos Libres de Bélgica (BelgoCuba), envió cartas al gobierno de ese país y la representación de Naciones Unidas en Bruselas, con las demandas de tres huelguistas de hambre cubanas que se encuentran protestando frente a la sede de la ONU en Nueva York, Estados Unidos.

Juvier-Hendrickx remitió este miércoles la petición de Anisley Pérez, Niurka Prestamos y Yamisderky Pelier de ser escuchadas en nombre del pueblo cubano, a las oficinas del primer ministro belga, Alexander de Croo, a la ministra de relaciones exteriores de Bélgica, Sophie Wilmès, y a las oficinas de las Naciones Unidas en Bruselas, informó el activista en Facebook.

“Invito a todos los Cubanos Libres del Mundo que se hagan eco y de igual forma escriban y depositen cartas con la petición de las tres huelguistas a sus respectivos primeros ministros, a los ministros de relaciones exteriores, y a las oficinas de las Naciones Unidas en sus respectivos países”, pidió el director de BelgoCuba.

También instó “a contactar a los políticos que puedan ayudar a lograr nuestro objetivo. Mostremos al mundo que estas tres mujeres valientes no están solas y cuentan con el apoyo de todos nosotros”, añadió Léo Juvier-Hendrickx, que se ofreció para colaborar con quien lo desee, buscando direcciones de las instituciones y dando asesoría en cómo depositar este tipo de cartas. Los interesados pueden contactarlo mediante el número telefónico +32 493 96 49 79.

“¡El mundo no puede seguir ignorando el genocidio del pueblo cubano en las manos de los estalinistas que han hundido nuestro país en la más profunda miseria! ¡En la unión esta la fuerza!”, concluyó Léo Juvier-Hendricks.

Anisley Pérez, Niurka Prestamos y Yamisderky Pelier iniciaron una huelga de hambre el 28 de agosto frente a la sede de la Organización de las Naciones Unidas en New York.

Una de las activistas pidió en un video, al que tuvo acceso ADN Cuba, que sus seguidores las apoyaran en oración y que “tengamos fe de que todo va a estar bien y seremos escuchados. En Cuba hay tres personas plantadas en huelga de hambre apoyándonos”, dijo la cubana que prefirió no hacer más directas ni hablar para guardar energías y proseguir con la huelga.

Pérez, Prestamos y Pelier emitieron una carta con sus demandas a Mary Lawlor, Relatora Especial sobre la situación de los defensores de derechos humanos de la ONU.

A continuación, ADN Cuba reproduce íntegramente el mensaje con las peticiones de las manifestantes:


A usted con mucho respeto y amor le pedimos por medio del presente escrito que usted ponga o tome una decisión en cuanto a: 

  1. Sea destituida Cuba de la Comisión de Derechos Humanos; ya que llevan 62 años violándolos y callando y cometiendo genocidio con el pueblo de Cuba.
  2. Dos buques hospitales para las costas de Cuba pues se nos están muriendo nuestros cubanos a cada segundo y en la isla están colapsados los hospitales por falta de medicinas (medicinas que no les faltan a los dirigentes de esa dictadura).
  3. Intervención humanitaria ya que nuestro pueblo está siendo reprimido violentamente, militarizado y amordazado con el ahora Decreto-Ley 35, además cuando un presidente manda a disparar a un pueblo desarmado como lo hizo Díaz-Canel ya es más que un genocidio.

Nota: Nuestro pueblo muere y llora sangre. Sé que Dios tocará su corazón, piense que mientras usted decide, Cuba muere. 

Nosotras hemos decidido plantarnos como los plantados y fusilados por los Castros frente a su organización de Naciones Unidas, haciendo un ayuno hasta que se escuchen nuestras voces que es el clamor de nuestro pueblo. 

Ya este dolor nos está matando, solo tomaremos agua, repito confío en que Dios tocará su corazón y cito algo que está escrito en piedra aquí mismo: “Todas las naciones tienen derechos” y es lo que pide el pueblo de Cuba. 

Sin más y deseándoles bendiciones, está en sus manos la decisión de que Cuba deje de llorar sangre.