Tres cubanas en huelga de hambre frente a la sede de la ONU en New York


Las cubanas Anisley Pérez, Niurka Prestamos y Yamisderky Pelier iniciaron una huelga de hambre ayer 28 de agosto frente a la sede de la Organización de las Naciones Unidas en New York con el objetivo de ser escuchadas a favor de la libertad de Cuba.
Tres cubanas en huelga de hambre frente a la sede de la ONU en New York
 

Reproduce este artículo

Las cubanas Anisley Pérez, Niurka Prestamos y Yamisderky Pelier iniciaron una huelga de hambre ayer 28 de agosto frente a la sede de la Organización de las Naciones Unidas en New York con el objetivo de ser escuchadas a favor de la libertad de Cuba.

Una de ellas pidió en un video, al que tuvo acceso ADN Cuba, que sus seguidores las apoyaran en oración y “tengamos fe de que todo va a estar bien y seremos escuchados. En Cuba hay tres personas plantadas en huelga de hambre apoyándonos”, dijo la cubana que prefirió no hacer más directas ni hablar para guardar energías y proseguir con la huelga.

Pérez, Prestamos y Pelier emitieron una carta con sus demandas a Mary Lawlor, Relatora Especial sobre la situación de los defensores de derechos humanos de la ONU.

A continuación, ADN Cuba reproduce íntegramente lo expresado por ellas:


A usted con mucho respeto y amor le pedimos por medio del presente escrito que usted ponga o tome una decisión en cuanto a: 

1- Sea destituida Cuba de la Comisión de Derechos Humanos; ya que llevan 62 años violándolos y callando y cometiendo genocidio con el pueblo de Cuba.

2- Dos buques hospitales para las costas de Cuba pues se nos están muriendo nuestros cubanos a cada segundo y en la isla están colapsados los hospitales por falta de medicinas (medicinas que no les faltan a los dirigentes de esa dictadura).

3 -Intervención humanitaria ya que nuestro pueblo está siendo reprimido violentamente, militarizado y amordazado con el ahora Decreto-Ley 35, además cuando un presidente manda a disparar a un pueblo desarmado como lo hizo Díaz-Canel ya es más que un genocidio.

Nota: Nuestro pueblo muere y llora sangre. Sé que Dios tocará su corazón, piense que mientras usted decide, Cuba muere. 

Nosotras hemos decidido plantarnos como los plantados y fusilados por los Castros frente a su organización de Naciones Unidas, haciendo un ayuno hasta que se escuchen nuestras voces que es el clamor de nuestro pueblo. 

Ya este dolor nos está matando, solo tomaremos agua, repito confío en que Dios tocará su corazón y cito algo que está escrito en piedra aquí mismo: “Todas las naciones tienen derechos” y es lo que pide el pueblo de Cuba. 

Sin más y deseándoles bendiciones, está en sus manos la decisión de que Cuba deje de llorar sangre. 

Anisley Pérez 
Niurka Prestamos
Yamisderky Pelier