Régimen presiona con retirar custodia de hijos a ex esposo de presa política

La organización Prisoners Defenders (PD) denunció en redes que la dictadura amenaza a Ángel Delgado Almira, ex esposo de Lizandra Góngora, con retirarle la custodia de sus hijos.
Régimen presiona con retirar custodia de hijos a ex esposo de presa política
 

Reproduce este artículo


La organización Prisoners Defenders (PD) denunció en redes que la dictadura amenaza a Ángel Delgado Almira, ex esposo de la presa política Lizandra Góngora, con retirarle la custodia de sus tres hijos para que la prisionera se autoinculpe.

“El exmarido de la Convicta de Conciencia Lizandra Góngora se ocupa de sus hijos y es buen padre. Amenazan con quitarle la custodia para que Lizandra firme una autoinculpación”, refiere un tuit reciente de esa ONG.

PD compartió además una carta redactada por Góngora desde la prisión del Guatao en el occidente cubano. En la misiva, la activista aclara que “No desea, ni doy permiso de que mis hijos sean separados de su padre por ningún motivo, ni razón. Esta es mi decisión propia”.

El texto con fecha del 20 de enero también narra que se siente presionada por la Fiscalía de Bauta y el fiscal Chabeco para que firme documentos sin la presencia de su abogado, “yo temo por mi tranquilidad, ya que en varias ocasiones me ha visitado en la prisión y no me ha tratado bien (Chabeco). Si algo me sucede ya sabemos a quién culpar”, escribió.

A inicios de diciembre trascendió que atoridades de la cárcel de mujeres de El Guatao, en La Habana, desnudaban a Góngora bajo el pretexto de velar por la seguridad penitenciaria cada vez que recibe vistas del exterior.

“La encueran completa, le quitan el blúmer (ropa interior femenina), la hacen agacharse delante de las guardias cuando sale a recibir visitas o vuelve de regreso”, confesó la fuente.

Además, las guardianas de la cárcel tienen órdenes expresas de no conversar con ella y hacer como si no existiera. Agrega la fuente que la jefatura impide que reciba pertenencias enviadas por sus familiares y tampoco las repone cuando estos piden su devolución.  

La activista, residente en Güira de Melena, fue herida en una pierna cuando se manifestaba frente a la tienda MLC el 11 de julio, durante las manifestaciones masivas contra el régimen cubano ese día. De allí huyó para evitar ser detenida. Estuvo escondida varios días, “sola” y “a la deriva”. Finalmente fue apresada y confinada en la prisión para mujeres del Guatao.

Madre de cinco niños, a quienes dejó al cuidado de su familia, Góngora es la mujer que en las noches transmitía un cacerolazo por su Facebook donde pedía libertad para los presos políticos y denunciaba todas las carencias con las que se subsiste en Cuba.

Los registros de Justicia 11J y Cubalex recogen que de 1379 personas detenidas por las manifestaciones, aún 727 continúan prisioneras y de ellas 15 son menores de 18 años.

 El listado de detenidos de Justicia 11J y Cubalex registra un total de 130 detenidos cuyo rango etario se encuentra entre 12 y 20 años, 53 permanecen en centros de reclusión y 38 han sido juzgados. 

“De las 613 personas que han sido excarceladas, muchas están en espera de juicio bajo medida cautelar de libertad bajo fianza o prisión domiciliaria. Un total de 158 personas están siendo o han sido ya procesadas por cargos de sedición y 40, de sabotaje”, refiere el post de Justicia 11J.