Multan y amenazan con prisión a reportero independiente de Baracoa

“Según la policía yo atento con programas subversivos contra la Revolución”, declaró Yoel Acosta Gámez, reportero ciudadano y activista por los derechos humanos, a quien el régimen amenaza con prisión
Yoel Acosta Gámez, activista y periodista independiente de Baracoa
 

Reproduce este artículo

El activista opositor y periodista independiente Yoel Acosta Gámez denunció amenazas de la Seguridad del Estado en Baracoa, municipio de la provincia de Guantánamo, por su trabajo en Palenque Visión.

“Según la policía yo atento con programas subversivos contra la Revolución”, declaró Acosta Gámez a ADN Cuba.

Denunció que fue “injusta y arbitrariamente detenido” por un oficial de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) de nombre Rafael, quien vive en la comunidad de Joa, en Baracoa.

“Fui arrestado por él y otro oficial al yo bajar desde mi casa hacia la carretera central de Baracoa, donde me encontraba conversando con Yordis Fontes Pérez, también activista”, explica el reportero ciudadano.

“Fui trasladado hacia la policía, en una detención arbitraria, me llevaron en un jeep. Cuando les pregunté por qué me llevaban no me respondieron, solo en la unidad podría hablar. Allí me interrogó un oficial de la Seguridad del Estado y otros uniformados de la PNR”.

A Yoel Acosta Gámez lo multaron con 2000 pesos cubanos, y le dieron un documento notificando la sanción “que está picado a la mitad, realmente no tiene validez, pero me dijeron que si no la pagaba en 72 horas me iban a llevar a prisión”.

“Esta multa fue impuesta injusta y arbitrariamente por este oficial de la Seguridad, quien me dijo que a partir de hoy van a estar pendientes de todo lo que yo hago y que no puedo expresarme más libremente en las redes sociales”.

Según Acosta Gámez, las amenazas son a propósito de las nuevas disposiciones legales para afianzar la censura de internet y perseguir la libre expresión.

“Todas aquellas personas que se expresen libremente o muestren la realidad en que vive el cubano de a pie y trabajador, aquellas personas que están abandonadas, ese tipo de trabajos que yo hago de denuncia en las redes sociales, pues van a ser penalmente sancionadas, llevadas a tribunales”, dijo el activista.

Al joven le hicieron una “carta de advertencia” y dijeron que sería la última: “la próxima vez que fuera detenido me iban a llevar a prisión, dijeron”.

No obstante, el activista Yoel Acosta Gámez envió un mensaje “al régimen comunista: vamos a seguir enfrentando estas situaciones, vamos a seguir mostrando la realidad del pueblo cubano, donde vivimos, y no tenemos miedo a ser llevados a prisión. Los vamos a hacer responsables de los que nos pase a nosotros, a mí y mi familia, como ser humano, cubano, persona que defiende los derechos y libertades del pueblo cubano y vamos a seguir sin miedo enfrentando el costo que sea necesario”.

El reportero independiente, que entrevista en videos a personas vulnerables de su comunidad, afirmó que seguirá exigiendo “la libertad de todos los presos políticos” y “haciendo nuestro trabajo hasta que Cuba sea un país democrático, libre y haya libertad de expresión”.

 

Régimen busca impedir denuncias en redes sociales

La dictadura anunció nuevas normativas para censurar legalmente el internet en la Isla. Se trata del Decreto-Ley No.35 de “las Telecomunicaciones, las Tecnologías de la Información y la Comunicación y del Uso del Espectro Radioeléctrico”, y la Resolución 105 “Modelo de Actuación Nacional para la respuesta a incidentes de Ciberseguridad”.

Según publicó el medio oficialista Cubadebate, la resolución ejecutará lo establecido en el Decreto 360/2019 —la ley que controla el ciberespacio nacional— que tiene "carácter preventivo y alcance a toda la sociedad".

De acuerdo con Pablo Domínguez Vázquez, director de Ciberseguridad del Ministerio de Comunicación (Mincom), "por primera vez el país contará con una norma jurídica donde se asocian incidentes de ciberseguridad y tipificaciones que superan los límites de lo tecnológico".

La nota oficial explica que a partir de ahora serán tipificados como delitos hechos como “el eco mediático de noticias falsas, entendido como la divulgación de noticias falsas, mensajes ofensivos, difamación con impacto en el prestigio del país”.

También incluyen el llamado 'ciberterrorismo', como un concepto por el cual procesar a quienes disientan del régimen comunista de La Habana.

"Se reconoce el ciberterrorismo como aquellas acciones mediante el uso de las TIC cuya finalidad es subvertir el orden constitucional, o suprimir o desestabilizar gravemente el funcionamiento de las instituciones políticas y de masas, las estructuras económicas y sociales del estado, u obligar a los poderes públicos a realizar un acto o abstenerse de hacerlo. Alterar gravemente la paz pública. Desestabilizar gravemente el funcionamiento de una organización internacional. Provocar un estado de terror en la población o en una parte de ella", agregan.