Muere el padre del  periodista Roberto de Jesús Quiñones Haces
Otro golpe, esta vez de la vida, se suma a las penurias que sufre en estos momentos el periodista Roberto de Jesús Quiñones Haces, reprimido por el gobierno cubano por su activismo en defensa de los Derechos Humanos. Ahora con la muerte del padre, tras una larga lucha contra una penosa enfermedad.
Muere el padre del  periodista Roberto de Jesús Quiñones Haces
 

Reproduce este artículo

Otro golpe, esta vez de la vida, se suma a las penurias que sufre en estos momentos el periodista Roberto de Jesús Quiñones Haces, reprimido por el gobierno cubano por su activismo en defensa de los Derechos Humanos. Ahora con la muerte del padre, tras una larga lucha contra una penosa enfermedad.

´´Me escapé de Guantánamo tras una escaramuza que fue obra de Dios, sabía que a mi padre le quedaba poco y llegué a la terminal de ómnibus en el justo instante en que salía un ómnibus para Cienfuegos. Creo que Dios me dio esta bendición y pude burlar a la Seguridad del Estado. En cuanto llegué a Cienfuegos corrí al hospital a llevarle un humilde almuerzo, que era lo poco que podía hacer por él. Murió delante de mí, con un último suspiro que sostengo como una arenga: ´Hijo, continúa como vas y no desmayes en tu lucha´´´.

Roberto de Jesús Quiñones Haces, abogado, poeta, periodista, luchador por los derechos de los más desposeídos, hace pocos días fue condenado a un en un juicio amañado a un año de privación de libertad en una penitenciaria  correccional con internamiento, que rechazó por creerla injusta. Les dijo en su cara a sus verdugos en la vista oral, que no se arrodillaría, ni trabajaría en trabajo forzosos, por considerar la sentencia contra él cómo espuria.

´´Lo pude ver, gracias a Dios, vivo. Hacía días que estaba muy débil  y no comía. Sonrió, me dijo: ´Sigue adelante, hijo´. Eso me ha dado nuevas fuerzas para luchar, porque sé que lo que me espera por delante contra este gobierno es tremendo´´.

 

Sobre el desarrollo de su proceso judicial, el periodista Quiñones alegó que está en contacto permanente con su esposa, Ana Rosa.

´´Estoy esperando el desarrollo de los acontecimientos. Si me van a buscar o qué van a hacer conmigo. Rechazaron la solicitud de un segundo juicio. Existe mucha incertidumbre sobre mi situación. Ojalá que las autoridades se revisen, analicen y sopesen las consecuencias. Mi único consuelo hasta el momento es haber visto a mi padre en su último minuto de mi vida´´. 

El  gremio de periodistas independientes, activistas de derechos humanos, líderes opositores, inclusos personas ajenas a esta lucha pro democrática pero que simpatizan con la causa de este periodista injustamente agredido, golpeado y condenado a un año de prisión por solo defender las causas de los verdaderos humildes, están al tanto de cómo terminará esta historia.

La Comunidad internacional esta alerta, en un momento clave de la historia del país donde los luchadores por la democracia en Cuba son regulados, reprimidos, hostigados y hasta golpeados por sus actividades pacíficas, en un país en verdadera crisis, en una economía en bancarrota, dentro de un modelo socialista donde  los mismos que juraron que acabarían con la desigualdad con la ´revolución de los humildes y para los humildes´ y han vivido y se han saciados de ella, y se vuelven cada día más ricos dentro de tanta pobreza.

En paz descanse el padre de Roberto de Jesús Quiñones Haces. La comunidad pro democracia de Cuba y del exilio está y seguirá contigo.