Más represión contra mujeres opositoras en Cuba
Las mujeres opositoras en Cuba son víctimas de una oleada de represión: Yaima Martínez Barroto, residente en San José de Las Lajas y miembro del Partido Pro Derechos Humanos, fue interrogada y amenazada recientemente por oficiales de la Seguridad del Estado
Yaima Martínez Barroto. /Foto: Facebook
 

Yaima Martínez Barroto, residente en San José de Las Lajas y miembro del Partido Pro Derechos Humanos, denunció haber sido citada, interrogada y amenazada en la mañana de este jueves por agentes de la Seguridad del Estado en las oficinas del Departamento Técnico de Investigaciones (DTI).

Yaima se vinculó a la oposición— cuenta— por no estar de acuerdo con el sistema de gobierno que impera en Cuba. La Seguridad del Estado, conociendo sus ideas prodemocráticas, ha tomado represalias además contra sus dos hijos.


Citación policial para Yaima Martínez Barroto. /Foto: Cortesía
Citación policial para Yaima Martínez Barroto. /Foto: Cortesía

En el 2016 desaparecieron del Comité Militar el expediente médico de mi hijo menor, que presenta problemas de salud, obligándolo a entrar en el Ejército sin ningún tipo de atención médica. A mi hijo mayor lo secuestraron en la esquina de mi casa hace poco y lo llevaron a una celda, donde lo tuvieron incomunicado desde un jueves hasta un lunes, que me lo entregaron luego de amenazarlo con volverlo a encarcelar”.

En la entrevista de este jueves, la opositora fue interrogada por el Teniente “Oliver”, que le propuso que saliera de la oposición porque ellos no iban a permitir que continuara “asistiendo a las reuniones del Partido”, y la amenazó con que la iban a “meter presa”. Según contó Martínez Barroto, “Oliver” le habría dicho que ellos son quienes permiten la entrada y salida de este país, y como saben que su otro hijo vive en el extranjero, mientras ella continúe con sus “actividades contrarrevolucionarias”, no le permitirán visitar Cuba.

 

 

Me dijeron que si yo colaboraba con ellos me podían buscar un trabajo y hasta ayudarme a salir del país. Como no acepté a esa infamia y me negué a todas sus propuestas, me amenazaron nuevamente con mis hijos, con hacerles un infierno sus vidas y el que reside afuera jamás podría entrar a Cuba. Les expresé que no tengo intenciones de abandonar mi país, porque me gusta, pero que no acepto el sistema que lo oprime”, relata la mujer.

También les dije que no pensaba salir de la oposición, que continuaría luchando por restaurar la democracia robada y seguiría denunciando las violaciones a los Derechos Humanos que se cometen todos los días. Entonces el tal ‘Oliver’ me respondió que él tendría que hacer su trabajo y que me preparara para lo que venía contra mí”, señaló.

La represión contra Yaima Martínez Barroto se suma a la oleada de hostigamiento contra mujeres activistas de la sociedad civil, o integrantes del movimiento opositor, que se ha intensificado en las últimas semanas.

Este lunes la activista Nancy Alfaya Hernández, feminista opositora y fundadora del movimiento Damas de Blanco, fue detenida en la vía pública por agentes de la seguridad del Estado. Las autoridades que arrestaron a Alfaya se negaron a informar a su esposo a dónde la llevaban, por los que sus colegas la consideraron desaparecida hasta su liberación que ocurrió horas después. Durante el arresto arbitrario, la Seguridad del Estado propuso a Alfaya convertirse en informante para que “mejorara su vida” y pudiera viajar fuera del país, una prohibición que pesa sobre la activista desde noviembre de 2018.