Madre de Luis Robles: no voy a parar hasta que mi hijo y Cuba sean libres

Robles, de 29 años de edad, fue condenado a pasar cinco años en una prisión por levantar un cartel donde escribió las palabras “Libertad” y “No más represión”
Madre de Luis Robles, preso político cubano. Fotomontaje: ADN Cuba
 

Reproduce este artículo

Yindra Elizástigui, madre del prisionero político en Cuba Luis Robles Elizástegui, aseguró en una entrevista publicada este martes que su hijo mantiene una “postura frontal” contra el gobierno y que ella no cesará de exigir su libertad.

“Él me dice que esa es su posición y él la va a defender. De hecho, muchos de los maltratos que él ha tenido hoy, allá adentro en la prisión, han sido debido a su postura política”, dijo Yindra en declaraciones ofrecidas a Radio Televisión Martí.

Robles, de 29 años, fue detenido el 20 de diciembre de 2020 tras levantar un cartel donde escribió las palabras “Libertad”, “No más represión” y con un mensaje a favor de la excarcelación de Denis Solís, rapero y miembro del Movimiento San Isidro (MSI), que hoy se encuentra en el exilio.

Después de más de 12 meses de “prisión provisional” por manifestarse pacíficamente, Robles fue sentenciado a finales de marzo a cinco años de cárcel por los supuestos delitos de “propaganda enemiga” y “desobediencia”.

Yindra Elizástigui afirma que, tras haber sido simpatizante del régimen que se hace llamar “la Revolución”, lo sucedido a su hijo la convirtió en “una madre cubana que despertó de un sueño tan profundo. Un sueño de 47 años; y me ha tocado ver una realidad muy dolorosa”.

“Voy a defender a mi hijo y voy a clamar por su libertad a todos los niveles. Y hasta que Luis no esté libre y hasta que Cuba no esté libre, no voy a parar”, declaró a Radio Televisión Martí.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) emitió este mes la Resolución 41/22, mediante la cual otorgó medidas cautelares de protección a favor de Luis Robles Elizástegui.

Según advirtió la organización a través de un comunicado, “sus derechos a la vida, integridad personal y salud están en riesgo de daño irreparable”. 

Agregan que “el propuesto beneficiario se encuentra privado de libertad desde diciembre de 2020, y estaría en severas condiciones de detención sin recibir atención médica a la fecha”.

Por último, la CIDH afirma que, según denunció la institución, el joven preso político “ha sufrido actos de agresión por agentes penitenciarios en la cárcel”.

Recomendaciones

 

Relacionados