Luis Manuel Otero sitiado por la policía política
Según explicó el propio artista en sus redes sociales, cree que esta nueva medida de represión puede deberse a que los jóvenes de ese barrio querían grabar una serie al estilo de Netflix
Luis Manuel Otero sitiado por la policía política
 

Reproduce este artículo

El artivista cubano, Luis Manuel Otero Alcántara denunció este lunes que está sitiado por la policía política vestida de civil, apostada en las afueras de su casa en el barrio San Isidro, La Habana.

Según explicó el propio artista en sus redes sociales, cree que esta nueva medida de represión puede deberse a que los jóvenes de ese barrio querían grabar una serie al estilo de Netflix.

De acuerdo con Otero Alcántara esto lo harían con sus propios recursos, respetando las medidas y horarios establecidos en la ciudad por la pandemia del nuevo coronavirus.

En imágenes difundidas por él se observa a personas vestidas de civil, que no son vecinas del barrio, apostadas en los alrededores.

 

 

"La dictadura quiere aglomeraciones en colas para pollo y perros calientes, pero no permite que la juventud del barrio, marginados por ellos mismos, produzcan cultura", concluyó.

Luis Manuel comentó a ADN Cuba que si bien no se le han acercado los agentes, estos se encuentran vigilando.

El rapero y miembro del Movimiento San Isidro, conocido como Maykel Osorbo, mostró su solidaridad con el artista cubano.

"...mientras tanto sigo grabando y enfocado. Hace falta que no haya sorpresas", dice parte de su mensaje en Facebook.

El pasado 8 de septiembre detuvieron al artista Luis Manuel Otero Alcántara, por simplemente sentarse en la calle con un cartel que decía "Marcha de los girasoles".

A través de la página en Facebook de Otero Alcántara se transmitió en vivo todo lo sucedido.

El artivista, luego de poner ofrendas en el altar que tiene en su casa a la Virgen de la Caridad, salió a la calle con el cartel y un banco improvisado, y se sentó bajo la lluvia, en silencio.

A los tres minutos de estar sentado en el medio de la calle, llegó un carro patrullero de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR), con dos policías y una mujer militar, lo esposaron y se lo llevaron.