Actor Daniel Triana: Mis hermanos los 'vándalos' merecen estar en libertad

El actor cubano Daniel Triana pide libertad para las personas presas en la Isla por supuestamente apedrear las tiendas en moneda libremente convertible (MLC). Los considera también presos políticos
El actor cubano Daniel Triana pide libertad para las personas presas en la Isla por supuestamente apedrear las tiendas en moneda libremente convertible (MLC). Los considera también presos políticos
 

Reproduce este artículo

El actor y activista LGBTIQ+ cubano Daniel Triana señaló que las personas presas en la Isla por supuestamente apedrear las tiendas en moneda libremente convertible (MLC) el pasado 11 de julio en las manifestaciones populares, también son presos políticos.

Según explicó Triana en su Facebook este 2 de septiembre, se trata de un gesto político de rabia contra el régimen cubano y no de ganas de hurtar.

Triana hizo un llamado a no despolitizar sus detenciones. "Esos vándalos o malandrines entendieron, sin mucha metodología de la investigación, qué es capitalismo de estado y qué es apartheid económico. El Movimiento 26 de Julio puso bombas y mató gente. Nuestros vándalos apedrearon un cristal de una tienda de un monopolio".

Desde el oficialismo, incluido al gobernante cubano Miguel Díaz-Canel, se ha intentado deslegitimar las protestas populares del 11 de julio llamando marginales y vándalos a sus participantes.

Hasta mediados de agosto, en los tribunales municipales de Cuba se habían juzgado al menos a 67 personas por participar en las manifestaciones del pasado 11 de julio, reconoció a la prensa oficial Joselin Sánchez Hidalgo, magistrado del Tribunal Supremo Popular y Director de supervisión y atención a la población.

Según declaró el funcionario al medio Cubadebate, la mayoría de personas fueron condenados por desorden público y el resto por resistencia, desacato, instigación a delinquir y daño a la propiedad.

De acuerdo con el actor Daniel Triana, el camino más afectivo para enfrentarse al gobierno de La Habana es la resistencia pacífica. Sin embargo, reconoce sus privilegios como persona blanca de clase media, con educación universitaria.

"Mis hermanos... muchos de ellos negros, marginales, de suburbios y que manejan tal vez un bicitaxi no tienen las herramientas para elegir una estrategia a largo plazo.  Ellos protestaron apedreando esos cristales. Nadie debe enlutarse por eso", añadió.

Por último Triana envió un mensaje al régimen: "El dinero de López-Callejas me importa poco.
Las MLC son propiedad privada de GAESA. Me importan un pito. Mis hermanos los vándalos protestaron contra el GAESAlismo. ¡Abajo la bota que nos oprime! Mis hermanos los vándalos merecen estar en libertad y los dueños de las tiendas merecen estar presos. Los verdaderos vándalos son los burguesones continuistas. ¡Abajo el capitalismo de estado! ¡Libertad para los presos políticos!".

Triana fue uno de los detenidos el 11 de julio durante una manifestación en las afueras del Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT) en La Habana, donde decenas de artistas e intelectuales pedían 15 minutos para hablar en televisión nacional.

El 11 de julio comenzó una protesta antigubernamental en el municipio San Antonio de los Baños, provincia Artemisa, que en pocas horas se extendió por todo el país.

Según un mapa elaborado por el medio Inventario se registraron más de 250 protestas en todas las provincias de Cuba.

La ONG Cubalex documenta más de 850 detenidos y desaparecidos durante las manifestaciones que comenzaron en la Isla ese día y el número crece constantemente.