Iliana Hernández, 38 días de arresto domiciliario

La comunicadora lleva 38 días sitiada por elementos represivos que impiden su libre movilidad
Iliana Hernández
 

Reproduce este artículo

La comunicadora independiente y activista cubana Iliana Hernández llega este domingo a 38 días de arresto domiciliario, con efectivos policiales en las inmediaciones de su casa que la vigilan e impiden su libre movimiento, sin disponer de orden judicial alguna que legitime su proceder.

De la arbitrariedad del cerco constante en su contra volvió a dar cuenta la activista el pasado viernes en su perfil de Twitter, donde compartió un video en el que se ve a sus vigilantes-represores.

“Más de un mes sitiada, así se pasan el día, personas que podrían estar produciendo les pagan para vigilarme como si yo fuera una terrorista, 36 días con esta situación ilegal porque no existe orden de ningún juez para ello”, escribió en ese entonces Hernández.

Procederes idénticos sigue el régimen contra otros activistas y opositores. Para denunciar tal situación, ausente de la cobertura informativa que dan los principales medios internacionales sobre Cuba, el pasado domingo Hernández convocó a su casa a la prensa extranjera acreditada en la isla.

“Estoy invitando por esta vía a la prensa extranjera acreditada en Cuba a una rueda de prensa en mi casa Calle 23 No.8219 e/ I y J Cojímar, para hablar de la situación que estamos viviendo varios periodistas y activistas políticos al cumplir un mes sitiada”, anunció Hernández en su perfil de Twitter.

Su convocatoria no tuvo éxito, por lo que instó a los periodistas de los medios internacionales a hacer su trabajo y no lo mismo que los medios oficialistas, que, dijo, ocultan la realidad de la isla y se empeñan en encubrir la naturaleza represiva y dictatorial del régimen

Que a decenas de cubanos se les impida su libre movilidad, y a otros se les mantenga bajo arresto por hacer uso de su libertad de expresión, son hechos noticiables del que todos los medios deberían dar cuenta, sentenció Hernández.

Además de ella, otros cercados o en arresto domiciliario en ese entonces, según enumeró, eran Maykel Castillo, Carolina Barrero, Manuel de la Cruz, Katherine Bisquet, Camila Acosta, Luz Escobar, Camila Lobón, Oscar Casanella, Abu Duyanah, Héctor Luis Valdés, María Matienzo, Iris Ruiz, Amaury Pacheco, Tania Bruguera y José Daniel Ferrer.