Denuncian muerte de estudiante ghanés en Cuba por desatención médica

El joven habría muerto como consecuencia de las pésimas condiciones y la desatención médica que sufrió en el país caribeño, denunciaron sus compañeros ante medios ghaneses
Erasmus Klutse. Foto tomada de Facebook
 

Reproduce este artículo

El estudiante de medicina ghanés Erasmus Klutse falleció esta semana en Cuba como consecuencia de las pésimas condiciones y la desatención médica que sufrió en el país caribeño, donde frecuentemente los estudiantes africanos son discriminados por el personal de salud de la escuela, reportaron medios de Ghana a partir del testimonio de compañeros del finado.

Debido a la muerte de Klutse, informa el portal ghanés Ghgossip, los estudiantes de medicina de Ghana en la isla suplican a su gobierno que los ayude, alegando que viven en circunstancias deplorables.

La mayoría de los estudiantes afirman que la Corporación Nacional de Petróleo de Ghana (GNPC) y la Secretaría de Becas los han dejado sin sus estipendios durante cinco y ocho meses, respectivamente, lo que les somete a una situación de vulnerabilidad para encarar la carestía de la vida en Cuba.

En declaraciones a la emisora radial Class FM el lunes 10 de mayo, Eugene Oko Richman, miembro del comité ejecutivo de la Unión Nacional de Estudiantes de Ghana (NUGS) en Cuba, aseguró que la muerte de su compañero Erasmus se debió a que el gobierno cubano no envió una ambulancia a tiempo durante su emergencia médica. 

“Una de las razones por las que lo perdimos fue por el mal tratamiento de salud que hemos estado recibiendo”, dijo Richman. Según afirmó, las condiciones pactadas por los gobiernos de ambos países parecen contribuir a que los cubanos no vean como algo prioritario la salud de los estudiantes ghaneses porque si le hubieran mandado una ambulancia a Klutse, “su muerte sentimos que podría haberse prevenido”.

“Entonces, esa es la razón por la que estamos agitados y pedimos que se tomen medidas para que algo así se pueda prevenir”, agregó el estudiante.

Emmanuel Dwomfour-Poku, secretario organizador de la NUGS en Cuba, declaró por su parte al diario Yen que Erasmus fue trasladado de urgencia a la clínica de la escuela y se le negó el tratamiento.

Posteriormente tuvo que ser enviado fuera del campus, pero la ambulancia no tenía gasolina y no había fondos para ayudar con la situación. “Esto fue posible porque tanto la embajada de Ghana como nuestros patrocinadores, el GNPC, nos habían abandonado”, aseveró el estudiante, que, al igual que Richman, criticó las condiciones bajo las que deben vivir en la isla.

“Fijamos nuestras expectativas altas sólo para quedarnos cortos, ya que fuimos saboteados por nuestro propio gobierno. Ninguno de nosotros tuvo en cuenta la escasez de agua, la comida podrida que se sirve no sólo a nosotros, sino también a nuestros amigos, y la falta de gasolina para facilitar el transporte, hecho que luego llevaría a la pérdida de nuestro hermano”, comentó.

Dwomfour-Poku agregó que, a pesar de la falta de asistencia de la embajada ghanesa durante la pandemia, y los impagos de estipendios, los estudiantes se han mantenido “impecables”. 

Sin embargo, se sienten maltratados ante la ocurrencia de hechos como los que llevaron a la muerte de su compañero. En ocasiones, al acceder a la atención médica, a los ghaneses que suben a la ambulancia de la escuela se les pide que bajen para que otros nacionales la usen. Un claro acto de discriminación ante el que la embajada de Ghana nunca ha hecho nada, denunció.

Tags