HRW denuncia amenazas de muerte contra Héctor Luis Valdés

José Miguel Vivanco, director para las Américas de Human Rights Watch, se pronunció contra las amenazas de muerte recibidas por el activista pro democracia en Cuba Héctor Luis Valdés
José Miguel Vivanco, director HRW Américas, y Héctor Valdés
 

Reproduce este artículo

José Miguel Vivanco, director ejecutivo de la división para las Américas de la organización no gubernamental Human Rights Watch (HRW), se pronunció contra las amenazas de muerte recibidas por el activista pro democracia en Cuba Héctor Luis Valdés Cocho.

“Rechazo estas amenazas en contra del periodista cubano Héctor Valdés. Toda mi solidaridad con Héctor Luis, quien ha sufrido hechos de acoso y detenciones arbitrarias reiteradas por parte del régimen cubano”, expresó el directivo de HRW.

“Muchísimas gracias Vivanco por la solidaridad”, respondió el activista y colaborador de ADN Cuba, al tuit del abogado chileno especializado en derechos humanos.

Este domingo 23 de mayo, el reportero independiente denunció mediante las redes sociales que recibió amenazas de muerte por su activismo a favor de la democracia en la isla, y su labor periodística.

Aunque no es la primera vez que intentan intimidarlo, ahora le advirtieron que podrían sufrir consecuencias su pareja, familiares o amigos cercanos.


El colaborador de ADN Cuba, compartió en su perfil de Facebook, las capturas de pantalla de los mensajes que le enviaron desde esta red social, donde le afirman: “No sé si en tu mente podrida cabe espacio para imaginar todo lo que podemos hacer y hasta donde podemos llegar para defender todos los logros que a sangre hemos ganado”.

“(…) a más grandes que tú, hemos sabido quitarnos del camino”, le advierten desde una cuenta con el nombre de Ernesto Ramírez González, que en la foto de perfil tiene un tocororo y de portada una bandera cubana.

En el mensaje amenazador le indican: “Cuidado con las pizzas que encargas en la cafetería de la esquina, un día pueden traer algo que te produzca algún malestar. Los choferes que te vienen a recoger podrían perder el control del carro o algún asaltante o maleante podría arrancarte con un cuchillo la miserable vida que tienes en el paso de escalera de tu casa”.

Datos personales y familiares, su dirección y otros detalles de su vida, son señalados en los mensajes ofensivos. También fue advertido que de su “piquetico” es el único que no está preso: “por algo te tenemos ahí, por algo que no será muy bueno para ti”.

No obstante, Héctor Valdés Cocho, subrayó: “no dejaré de decir la verdad, no dejaré de luchar por lo que cada día que pasa me convenzo que es justo, no dejaré de hacer periodismo”.

El periodista ciudadano también refirió: “No sé a ciencia cierta si es la Seguridad del Estado, algún acólito del régimen o sencillamente un bromista; algo que dudo muchísimo porque nadie, creo yo, tiene el corazón tan negro como para amenazar tan horrorosamente a una persona”.

Según contó, “las primeras amenazas” iban dirigidas hacia él, pero “ya esta última va más allá, va directamente a mí familia, pareja y amigos”. “Desde que decidí encaminarme en este sendero duro pero honesto, sabía a lo que me exponía. No estaba ajeno a la realidad y mucho menos a lo que me esperaba”, acotó.

“No lo niego, temo y mucho; no por mí, sé que día nací y no sé cuándo pueda morir. No le temo a la muerte, pero sí siento temor por las personas que amo. Sé que este tipo de personas son capaces de eso y mucho más. La historia nos ha dado pruebas de eso”, concluyó Valdés Cocho.