Funcionaria del régimen asegura que en Cuba no hay detenciones arbitrarias
La joven diplomática, hija de un funcionario del departamento ideológico del PCC, también negó que se transgrediera la libertad de viajar, la misma semana que el gobierno ha 'regulado' al activista Lidier Hernández, residente en Uruguay
Heidy Villuendas
 

La diplomática cubana Heidy Villuendas aseguró este martes al intervenir en un evento organizado por el Subcomité para los Derechos Humanos del Parlamento Europeo, que el régimen de la isla no comete detenciones arbitrarias ni transgrede la libertad de viajar.

Villuendas afirmó que los arrestos se practican “conforme al procedimiento penal” y respetando “las amplias garantías del debido proceso que se reconocen en nuestro ordenamiento jurídico”.

Después de criticar que se invitase a la Eurocámara a personas que, dijo, "aunque cuentan con un premio Sájarov [una referencia al opositor Guillermo Fariñas, impedido de viajar a Europa], no tienen ningún respaldo popular”, Villuendas desgranó el típico alegato gubernamental contra los opositores y los acusó de estar a sueldo del gobierno de EEUU.

“No es nuevo que se quieran presentar a delincuentes comunes con una amplia trayectoria delictiva y conducta violenta como defensores de derechos humanos”, aseguró.

La joven, que trabaja como funcionaria de la sede consular de La Habana en Bélgica, es la hija de Enrique Villuendas Callejas, funcionario del Departamento Ideológico del Comité Central del Partido Comunista de Cuba encargado de "atender" a la prensa.

La diplomática aseguro sin sonrojo que las autoridades no transgreden la libertad de viajar, y que se cumple lo establecido en las regulaciones cubanas. Varios medios contrastaron el cinismo de estas declaraciones con la reciente "regulación" del activista Lidier Hernández, residente en Uruguay, a quien el gobierno ha impedido salir de la isla como mediada de presión por haberse manifestado frete a la embajada cubana en su país de residencia.

También ripostó a declaraciones previas de los miembros de la oposición cubana Elena Larrinaga y Alejandro González Raga, quienes denunciaron que las autoridades de La Habana no respetan los derechos humanos.

"Parece que las potencias internacionales han perdonado siempre a Cuba su falta de derechos humanos porque sus derechos sociales eran una maravilla, pero es todo lo contrario", aseveró Larrinaga, directora ejecutiva de la Red Femenina de Cuba, durante una rueda de prensa concedida tras el debate.

La activista hizo especial hincapié en la situación que vive la mujer en la sociedad cubana, que calificó de "patriarcal".

"La violencia de género en Cuba está en todos los ámbitos de la sociedad", aseguró Larriaga, quien criticó que el Gobierno cubano "niega cualquier información sobre este asunto" y pidió "ayuda" al Parlamento Europeo y a "todas las mujeres que en Europa pelean por la igualdad".

Villuendas le respondió que antes de la Revolución las mujeres tenían que quedarse en casa para atender sus tareas domésticas y no participaban en la construcción de la sociedad, mientras que ahora el 53 por ciento de los diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular son féminas.

Desde ayer, sus declaraciones de Villuendas han provocado numerosas réplicas en las redes sociales donde se mencionan los numerosos atropellos de las autoridades cubanas.